cargando

Castigos más severos contra la trata de personas

La ALDF propone regular la utilización de medios como la amenaza, uso de la fuerza, rapto, fraude o engaño para someter a las personas

KAREN ANDRADE| MÁS POR MÁS|

11 de Octubre 2012
La Ciudad de México ha sido reconocida por Organismos Internacionales por ser pionera en el combate a este delito (FOTO:CUARTOSCURO)

Considerada como una forma de esclavitud moderna, cada año en la Ciudad de México se registran más de 10 mil víctimas. La elevada cifra contrasta con el bajo número de personas rescatadas de manos de bandas criminales, la cuál asciende a 323.

Asambleístas van con todo.

12
millones de personas en México que son víctimas de trata
79%
Proporción de personas que son utilizadas para la explotación sexual
3%
De las víctimas son sometidas a extracción de órganos

Ayer fue presentada en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal una iniciativa que propone la creación de la Ley para la Prevención y Supresión de la Trata de Personas y la protección y asistencia a las víctimas.

Consiste en incorporar esta práctica en la relación de delitos en los cuales el juez debe ordenar la prisión preventiva para el imputado cuando se encuentre en proceso, además del resguardo de los datos personales de las víctimas.

La iniciativa del diputado perredista Manuel Granados Covarrubias establece la mecesidad de unificar las sanciones que castiguen esta actividad en cualquiera de sus formas: captación, transporte, traslado, acogida o recepción de personas con fines de explotación. Solo así podría erradicarse esta problemática.

No hay límites

Asimismo pide romper con la creencia de que la trata de personas únicamente se refiere a explotación sexual y así ampliar los términos para referirse a este ilícito ya sea prostitución, trabajos o servicios forzados, esclavitud y extracción de órganos.

La propuesta de ley fue turnada a la Comisión de Seguridad Pública para realizar el análisis y posteriormente sea votada por los legisladores.

Vale la pena recordar que en junio, el Presidente de México firmó una ley similar a nivel federal, con penas de hasta 60 años de cárcel.