array(1) {
  [0]=>
  object(WP_Term)#8873 (16) {
    ["term_id"]=>
    int(78)
    ["name"]=>
    string(3) "GDL"
    ["slug"]=>
    string(13) "maspormas-gdl"
    ["term_group"]=>
    int(0)
    ["term_taxonomy_id"]=>
    int(78)
    ["taxonomy"]=>
    string(8) "category"
    ["description"]=>
    string(0) ""
    ["parent"]=>
    int(0)
    ["count"]=>
    int(4671)
    ["filter"]=>
    string(3) "raw"
    ["cat_ID"]=>
    int(78)
    ["category_count"]=>
    int(4671)
    ["category_description"]=>
    string(0) ""
    ["cat_name"]=>
    string(3) "GDL"
    ["category_nicename"]=>
    string(13) "maspormas-gdl"
    ["category_parent"]=>
    int(0)
  }
}
 

#SinVotoNoHayDinero

Pedro Kumamoto.- ¿Los partidos te representan? Los estudios nos demuestran que probablemente responderás que no. De acuerdo a la ENCUP 2012 el 53.1% de los mexicanos califican su confianza en los partidos políticos con una calificación reprobatoria. La Encuesta de Percepción de Calidad de Vida del Observatorio Jalisco Cómo Vamos arroja que el 71.1% de los tapatíos confían poco o nada en los partidos políticos. Tristemente, estos datos No son una novedad, los partidos políticos en México no han construido legitimidad sino rechazo y desconfianza.

Rechazo y desconfianza por los excesos cometidos en el pasado, la impunidad hacia la corrupción interna, las acciones gubernamentales pensadas para sus amigos entre otros agravios no han permitido crecer a la joven democracia en nuestro país. Frente a este escenario ¿qué podemos hacer? Sin duda no podemos cruzar los brazos y permitir que los corruptos ganen, hablo de no renunciar a la construcción de una democracia basada en partidos que sí nos representen.

Por eso, en los meses posteriores a las elecciones de junio, el Diputado independiente federal, Manuel Clouthier y yo sostuvimos conversaciones para definir una ruta de acción para mejorar de manera radical a los partidos políticos. Lo primero que definimos es que teníamos que pegarles en donde más les duele: el financiamiento. Esa bolsa de dinero que pagamos todos los contribuyentes pero que nunca nos preguntan cómo utilizarlo. Lo segundo que determinamos es que debíamos hacer cambios para que el abstencionismo y el voto nulo fueran un mecanismo de castigo y que los votos a candidatos independientes les descontaran recursos.

Viendo estos dos elementos redactamos una propuesta. Haciendo dos modificaciones, una a la Constitución (artículo 41) y a la Ley General de Partidos Políticos (artículo 51), podemos cambiar la manera en que se les entregan hoy los recursos a los partidos políticos.

Hoy la fórmula con la que se genera la bolsa de recursos públicos se construye multiplicando el 65% del salario mínimo por el número de personas en el padrón electoral. Es decir, $45.5 por todas aquellas que hayan tramitado su identificación oficial. Sin embargo, este mecanismo es injusto y perverso, pues en la elección pasada participó sólo el 48% de ese padrón y de quienes sí fueron a votar, el 4% decidió protestar mediante la anulación de su voto.

Por eso, nosotros hemos propuesto modificar la fórmula y cambiar de que la multiplicación utilice el padrón a que sea la votación válida emitida, es decir todos los votos que se otorgan en una elección descontando los nulos y los de candidatos no registrados.

Esta nueva fórmula incentivaría que los partidos busquen una mayor participación electoral de los ciudadanos. Esto porque entre mayor sea la participación en las urnas, mayor cantidad de recursos recibirán los partidos. Este tema es central, pues en nuestro actual sistema electoral no hay ningún tipo de restricción o castigo si en una elección no participa la mayoría de los electores. Hemos llegado a las ridículas cifras como el 25% o 30% de participación en estados como Baja California o Chihuahua. Y lejos de ver alguna tendencia que demuestre que los partidos han entendido, nos encontramos con elecciones llenas de guerra sucia, malos candidatos, procesos pantanosos, compra de votos y un debate yermo, lo que termina generando un distanciamiento mayor del electorado regular y, por consecuencia, una menor participación.

También, esta nueva fórmula hace que el voto nulo sea una forma de protesta efectiva. Esto porque los votos nulos se contabilizan en la votación total emitida. Si lo queremos pensar desde otra perspectiva, ahora seremos conscientes de los $45.50 que vale cada voto y, por tanto, podremos hacer la reflexión alrededor de si queremos ir a votar a entregarle el valor económico de nuestro sufragio el día de la elección a los partidos políticos. De esta manera, el gran debate nacional que se ha generado alrededor de la utilidad del voto nulo podría llegar a tener un nuevo asidero de reflexión.

Actualmente, el financiamiento a partidos nivel nacional es de alrededor de 4 mil millones de pesos. Con la nueva fórmula que proponemos esta cifra se reduciría a 1,700 millones de pesos. Cabe destacar que en Jalisco, el financiamiento para 2016 será de 260 millones de pesos (incluso contando que éste no es año electoral). Con la nueva fórmula, sería de 136 millones de pesos.

Nuestra propuesta no es descabellada y hay casos de éxito en otros países que sí ligan el financiamiento a los partidos políticos con la votación, emitida como Brasil, Chile, Guatemala y Honduras. También cabe la pena señalar que la discusión de la reducción presupuestal ya está siendo tocada por la mayoría de los partidos políticos, hasta ahora pareciera un intento demagógico de aceptar las culpas, sin embargo podemos impulsar a que se tomen medidas reales para convertir en realidad tener una democracia eficiente, austera y justa.

Por eso invitamos a que la sociedad jalisciense y de todo el país impulse la iniciativa #SinVotoNoHayDinero utilizando sus redes sociales, en sus llamadas o encuentros con sus diputados federales para que la propuesta que ya fue presentada en el Congreso de la Unión sea aceptada sin condiciones por los partidos políticos. Esta iniciativa depende de ti, demostremos a nuestros diputados el interés que tenemos en democratizar nuestro sistema político. Nuestro voto vale, por eso, dile a tus legisladores: #SinVotoNoHayDinero




Todos los derechos reservados de Más Información con Más Beneficios S.A. de C.V. Queda prohibida la reproducción de estos contenidos sin autorización previa. Contacto: editorial@mpm.mx

POLÍTICAS DE PRIVACIDAD