array(1) {
  [0]=>
  object(WP_Term)#8904 (16) {
    ["term_id"]=>
    int(2)
    ["name"]=>
    string(6) "Ciudad"
    ["slug"]=>
    string(6) "ciudad"
    ["term_group"]=>
    int(0)
    ["term_taxonomy_id"]=>
    int(2)
    ["taxonomy"]=>
    string(8) "category"
    ["description"]=>
    string(0) ""
    ["parent"]=>
    int(0)
    ["count"]=>
    int(5950)
    ["filter"]=>
    string(3) "raw"
    ["cat_ID"]=>
    int(2)
    ["category_count"]=>
    int(5950)
    ["category_description"]=>
    string(0) ""
    ["cat_name"]=>
    string(6) "Ciudad"
    ["category_nicename"]=>
    string(6) "ciudad"
    ["category_parent"]=>
    int(0)
  }
}
 

Por favor, no tengas alguno de estos animales como mascota

Las relaciones entre el ser humano y otras especies son complejas, en especial si se trata de animales salvajes o potencialmente infecciosos. Recuerda: el tráfico de fauna silvestre es ilegal.

Una cucaracha

El lado bueno de tener una cucaracha como mascota es que nunca se van a morir de hambre y, si eres cuidadoso y no la pisas, puede vivir hasta tres años. ¡Adiós a comprar croquetas!

1

Un cocodrilo 

Si tus juguetes preferidos eran los dinosaurios, un cocodrilo podría ser tu opción. Si eres escrupuloso y sientes ñáñaras al acariciarlo, te recordamos que su panza es muy suavecita.

2

Un mono

Si eres un bohemio desordenado y nadie te soporta, te conviene tener un mono-mascota: es lo más cercano a un ser humano, además de que el nivel de caos entre tú y él no será muy distinto.

3

Un león

Si dejamos al margen que los leones bebés pueden derretir a cualquier fanático de los gatos, se tratan de la mejor opción para quienes gustan de la actividad física y los retos… de supervivencia.

4

Un murciélago

Tal vez es el peor animal de la lista: es ruidoso y fuente de infecciones, y aunque Ozzy te intente persuadir de que es comestible, no lo hagas. Eso sí, seguro alguien quiere uno como compañero.

5

Un hipopótamo 

Olvídate de los perros guardianes, te apostamos que un hipopótamo en
la entrada de tu casa ahuyentará a cualquier ladrón y mantendrá alejados a todos tus amigos, familiares y vecinos.

6

Una hiena 

No dudamos que exista gente a la que le entusiasme la idea de tener una hiena. Esas personas se la imaginan con una correa, convirtiendo en presas a los perros que pasean por el Parque España.

7

Un zorrillo

La bonita madriguera que hará en medio de tu sala te convertirá en el rey del diseño de interiores. Además, sus olores son una excelente herramienta para enfrentar a las visitas no deseadas.

8

Fotos: Shutterstock 



José Quezada

(Ciudad de México, 1988) Escritor, editor de la revista Moria y coorganizador de Lateralia. Festival de edición independiente. Devoto de los gatos, Thomas Bernhard, Andréi Tarkovski, Ingmar Bergman, Bill Hicks y J.S. Bach.


Todos los derechos reservados de Más Información con Más Beneficios S.A. de C.V. Queda prohibida la reproducción de estos contenidos sin autorización previa. Contacto: editorial@mpm.mx

POLÍTICAS DE PRIVACIDAD