array(1) {
  [0]=>
  object(WP_Term)#8874 (16) {
    ["term_id"]=>
    int(3)
    ["name"]=>
    string(10) "Especiales"
    ["slug"]=>
    string(10) "especiales"
    ["term_group"]=>
    int(0)
    ["term_taxonomy_id"]=>
    int(3)
    ["taxonomy"]=>
    string(8) "category"
    ["description"]=>
    string(0) ""
    ["parent"]=>
    int(0)
    ["count"]=>
    int(646)
    ["filter"]=>
    string(3) "raw"
    ["cat_ID"]=>
    int(3)
    ["category_count"]=>
    int(646)
    ["category_description"]=>
    string(0) ""
    ["cat_name"]=>
    string(10) "Especiales"
    ["category_nicename"]=>
    string(10) "especiales"
    ["category_parent"]=>
    int(0)
  }
}
 
Diciembre y enero en los que se genera más basura en la CDMX, ya que los desperdicios aumentan hasta 30%. Foto, Cuartoscuro.

Vienen meses muy sucios

Diciembre y enero son los meses en los que más basura se genera en la CDMX con un aumento de hasta 30% de residuos sólidos.

Diciembre y enero son los meses en los que más basura se produce en la Ciudad de México. Datos de la Secretaría de Obras (Sobse) revelan que durante estas festividades la producción de residuos sólidos aumenta 30% en comparación con el resto del año.

En promedio, cada día se producen 12, 843 toneladas de basura en la ciudad, este número ya incluye el aumento de residuos de diciembre y enero. Sin embargo, durante el último y el primer mes del año la generación de basura crece hasta 4,000 toneladas diarias. Es decir, cada capitalino pasa de producir 1.5 a 4 kilogramos de desechos al día.

Las delegaciones donde hay más basura en estas fechas son Iztapalapa, con 2.2 toneladas al día y Gustavo A. Madero, con 1.7 toneladas; esto se debe a que son las delegaciones con más población en la ciudad.

En tercer lugar está la delegación Cuauhtémoc con 1.2 toneladas diarias. En conjunto, las tres suman 41% de los desechos de la ciudad.

El resto del año la situación es distinta, ya que el Inventario de Residuos Sólidos, elaborado por la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), estima que los habitantes que más basura producen al día son los que viven en Cuauhtémoc, con 2.4 kilos diarios; Miguel Hidalgo, con 2.2; y Venustiano Carranza con 1.97.

La basura se incrementa al igual que otras conductas contaminantes que generan un impacto ambiental dañino en estas fechas.

“La compra de regalos, la utilización de empaques y productos no biodegradables, la realización de fiestas, el uso indiscriminado de propaganda publicitaria, el uso de electrodomésticos y sistemas de iluminación que aumentan el consumo de energía eléctrica y el desperdicio de comida son algunos ejemplos de conductas nocivas de esta temporada”, explica Oscar Vélez, consultor ambiental y director de la asociación Revive México AC.

Por tu basura te conoceré

El tipo de basura que más se produce en la Ciudad de México a lo largo del año, y de manera particular en diciembre, es de tipo inorgánico y representa 60% de toda la basura en la ciudad.

De este porcentaje, 35% proviene de empaques y contenedores vacíos.

Este tipo de desperdicios se incrementa durante fin de año porque la gente tiene más dinero en el bolsillo y consume más productos. Para disminuir este efecto negativo, especialistas y autoridades recomiendan evitar el uso de moños, bolsas y cajas para envolver regalos, ya que su vida útil es muy corta y terminarán convirtiéndose pronto en desperdicios.

También durante estas fechas, en la Ciudad de México incrementan los desechos electrónicos porque las personas aprovechan para reemplazar sus aparatos. El problema con este tipo de basura es que su manejo no es el adecuado.

Datos del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático detallan que 42% de quienes renuevan sus aparatos electrónicos los tira al camión de la basura, 34% los regala, 13% los almacena y 11% los vende.

Este tipo de desechos causa problemas porque su manejo debe ser realizado por especialistas que primero revisan qué partes son reutilizables y luego destruyen aquellas que pueden causar daños severos al suelo y al agua si llegan a los depósitos sanitarios.

Eco-Navidad

Una de las recomendaciones de especialistas para minimizar el problema de la basura durante esta temporada es el uso de bolsas o envolturas de medio uso o reciclables.

“Siendo realistas, no quiere decir que dejemos de festejar la Navidad, mucho menos que dejemos de obsequiar presentes a nuestros seres queridos, pero seamos conscientes y hagámoslo con corresponsabilidad, existen muchas alternativas para celebrar y ser respetuosos con el ambiente”, considera Oscar Vélez.

Incluso, en este aspecto, la Sedema mantiene una campaña en la que aconseja no utilizar bolsas ni envolturas o en caso de ser necesario, reciclarlas.

Otra alternativa, dice Óscar Vélez, es evitar regalos que requieran baterías y de preferencia hacer obsequios propios o adquirirlos en negocios locales para beneficiar la economía de la zona.

El especialista explica que no sólo la basura incrementa en las fiestas, sino que también otro tipo de afectaciones ambientales como el incremento en el consumo de energía eléctrica —por las luces navideñas—, se usa más el automóvil y se tiran alimentos que no se consumieron.

Las opciones para minimizar esto pueden ir desde desconectar los aparatos que no estén en uso, hasta usar iluminación navideña de buena calidad con focos led, cuyo gasto energético es menor.

Otra alternativa es usar el transporte público que durante esta temporada está más vacío porque mucha gente sale de la ciudad.

En cuanto a la comida, lo recomendable es cocinar lo justo o donar alimentos que no se terminaron para evitar desperdicios. Las donaciones son una buena idea para la ropa que se va a sustituir y que aún se encuentra en buenas condiciones, para evitar que termine en el bote de la basura.

En cifras:

  • 4 kilos de basura puede generar una persona al día en esta temporada.
  • 30% extra de desechos se produce entre diciembre y enero.
  • 3 delegaciones concentran casi la mitad de la basura de la ciudad.


Reportera que camina la CDMX. Ideática y platicadora en sus ratos libres. Escribe de madrugada y duerme en el autobús. Convencida que las personas están hechas de historias y no sólo de tripas y huesos. De la vida aprendió a no tener sentimiento de escasez.


Todos los derechos reservados de Más Información con Más Beneficios S.A. de C.V. Queda prohibida la reproducción de estos contenidos sin autorización previa. Contacto: editorial@mpm.mx

POLÍTICAS DE PRIVACIDAD