array(1) {
  [0]=>
  object(WP_Term)#8871 (16) {
    ["term_id"]=>
    int(2)
    ["name"]=>
    string(6) "Ciudad"
    ["slug"]=>
    string(6) "ciudad"
    ["term_group"]=>
    int(0)
    ["term_taxonomy_id"]=>
    int(2)
    ["taxonomy"]=>
    string(8) "category"
    ["description"]=>
    string(0) ""
    ["parent"]=>
    int(0)
    ["count"]=>
    int(6163)
    ["filter"]=>
    string(3) "raw"
    ["cat_ID"]=>
    int(2)
    ["category_count"]=>
    int(6163)
    ["category_description"]=>
    string(0) ""
    ["cat_name"]=>
    string(6) "Ciudad"
    ["category_nicename"]=>
    string(6) "ciudad"
    ["category_parent"]=>
    int(0)
  }
}
 
Desde hace tres años el Quidditch se juega profesionalmente en la Ciudad de México.

¡Arriba escobas! Así se juega Quidditch en la CDMX

Si el futbol o basquet simplemente no son para ti y no has encontrado tu deporte ideal, tal vez deberías tomar una escoba y probar el quidditch.

El que dijo que los muggles no podían jugar Quidditch estaba muy equivocado, pues desde hace poco más de 10 años este deporte, salido de los libros de Harry Potter, es toda una realidad y hasta tiene un torneo mundial.

El Quidditch nació en 2005 en Estados Unidos gracias a la iniciativa de fans del “niño que vivió”, sin embargo llegó oficialmente a la Ciudad de México hace apenas tres años en las Islas de Ciudad Universitaria. La recepción que tuvo fue bastante buena, pero el deporte ha crecido a paso lento.

Valeria, jugadora y coordinadora de capitanes por parte de Quidditch México nos explicó que esta actividad no es un simple pasatiempo. “Inició con las novelas de Harry Potter pero es un deporte como tal, es de contacto y tiene que ver con el rugby, con el americano y tal vez un poco con el futbol”, detalló.

Aunque ha ido poco a poco, ya existe una Liga Metropolitana de Quidditch y se está disputando en la Ciudad de México. Cada partido se juega en una cancha de pasto de 44 x 67 metros. En ambos extremos hay tres aros donde se tienen que hacer las anotaciones. En total hay siete jugadores en la cancha por equipo, los cuales tienen que ir forzosamente con una escoba entre las piernas y no pueden soltar bajo ninguna circunstancia.

Todos deben portar una banda en la cabeza que identifique su posición: los cazadores portan banda blanca, los golpeadores negra y los guardianes azul.

Además, existen buscadores que van de amarillo y tienen que quitarle la snitch (una pelota) a un jugador neutro vestido de amarillo o dorado. Este corredor debe literalmente protegerse la retaguardia para evitar que algún buscador le quite la snitch colocada a la altura de cintura, lo que significaría el final del partido.

En varios países del mundo este deporte es todo un éxito. México ya ha ido a un mundial de Quidditch y David Mejía, originario de la Ciudad de México, fue uno de los afortunados en competir en el evento en Alemania y colocar a nuestro país en el octavo lugar de 21 posiciones.

“El Quidditch es mi vida. Me siento muy orgulloso de practicarlo, antes no hacía ningún deporte y ahora me apasiona mucho esto. La experiencia en el mundial fue muy grata, se siente padre encontrar en otros países gente que le gusta lo mismo que a ti. Y más orgullo sentí al representar a mi país”, explicó.

Un deporte para todos

Además de las obvias diferencias con otros deportes, el quidditch lleva la bandera de ser totalmente inclusivo. Los equipos se rigen por la regla de “no más de cuatro”, es decir que no puede haber más de cuatro integrantes de un mismo sexo, y de hecho la identidad de género tiene un peso importantísimo, pues lo que se toma en cuenta es cómo se defina la persona y no su sexo físico.

Jorge y Gabriel pertenecen al equipo de Incantatum (sí, el restaurante) y son el equipo nuevo en la Liga Metropolitana. Ambos concuerdan en que tal vez el quidditch no ha crecido en la capital porque no es valorado como un deporte.

“Todas las personas lo ven y dicen ‘es que es un deporte muy ñoño’, incluso muchos de mis amigos se burlan y me dicen ‘es que juegas quidditch ¿Y vuelas?’ les digo que no y dicen que entonces no tiene chiste”, explica Jorge.

Mientras que Gabriel opina que para ver la verdadera esencia de este deporte hay que vivirlo. “Hasta que la gente lo ve, lo entiende. Tiene su complejidad porque vamos con una escoba entre las piernas y no la puedes soltar, de alguna manera es un obstáculo. Sí hay un desgaste físico, hay un deporte”.

¿Cómo me uno?

Comenzar a practicar este deporte es súper sencillo, aunque jugarlo al 100% no es tan fácil, pues tiene múltiples reglas que debes aprenderte si no quieres ser amonestado por alguno de los seis árbitros. Lo único que necesitas es tener más de 16 años (aunque de preferencia deberás ser mayor de edad), y tener muchas ganas de integrarte a algún equipo o armar el tuyo. Aunque la mayoría son fans de Potter no es necesario que te guste para unirte a este nuevo deporte.

Puedes conocer más de este deporte en el Parque Bicentenario. La jornada 3 de la Liga Metropolitana se jugará el domingo 26 de marzo, a partir de las 9 de la mañana. Cabe señalar que, aunque no lo parezca, es un deporte bastante rudo, pero eso sólo se comprende hasta que se ve en vivo.

(Fotos: Karla Almaraz y Cortesía Incantantum) 



Karla Almaraz

Egresada de FES Aragón (UNAM) me encuentro en constante cambio y aprendizaje. Curiosa de todo lo que acontece a mi alrededor y fiel a la idea que todos tenemos una historia que contar.


Todos los derechos reservados de Más Información con Más Beneficios S.A. de C.V. Queda prohibida la reproducción de estos contenidos sin autorización previa. Contacto: editorial@mpm.mx

POLÍTICAS DE PRIVACIDAD