array(1) {
  [0]=>
  object(WP_Term)#8867 (16) {
    ["term_id"]=>
    int(2)
    ["name"]=>
    string(6) "Ciudad"
    ["slug"]=>
    string(6) "ciudad"
    ["term_group"]=>
    int(0)
    ["term_taxonomy_id"]=>
    int(2)
    ["taxonomy"]=>
    string(8) "category"
    ["description"]=>
    string(0) ""
    ["parent"]=>
    int(0)
    ["count"]=>
    int(6564)
    ["filter"]=>
    string(3) "raw"
    ["cat_ID"]=>
    int(2)
    ["category_count"]=>
    int(6564)
    ["category_description"]=>
    string(0) ""
    ["cat_name"]=>
    string(6) "Ciudad"
    ["category_nicename"]=>
    string(6) "ciudad"
    ["category_parent"]=>
    int(0)
  }
}
 

La CDMX en el tiempo: Museos

La Ciudad de México cuenta con más de 150 museos que resguardan la historia, arte, música, literatura y un sinfín de colecciones que llegan a visitarnos o se instalan en nuevos museos.

Para celebrar a estos recintos, desde 1977 se festeja el Día Internacional del Museo, en él que, como en la CDMX, se realizan varias actividades. Para celebrar a los museos chilangos recordamos qué eran antes de ser Museos, ya que muchos fueron casas, palacios, escuelas o negocios.

 

Museo de Historia Natural

Se sabe que el primer museo en la Ciudad de México se creó en 1790 y fue el Primer Gabinete de Historia Natural que exhibía la flora y fauna que había en la Nueva España, así como instrumentos científicos de la época. Tras la Independencia, el museo fue saqueado, parte de la colección fue salvada y colocada en San Idelfonso.

En 1825 Guadalupe Victoria vuelve a instalar el museo. Con el tiempo la colección fue incrementando, tanto que, durante el gobierno de Juárez se instaló la sede de la Sociedad Mexicana de Historia Natural. En 1913 vuelve a ser museo, pero lo cambian de lugar, instalándolo en el Palacio de Cristal que se encontraba en Santa Maria la Ribera.

Durante el gobierno de Adolfo López Mateos el museo fue instaurado en la segunda sección del Bosque de Chapultepec. Este museo tiene como objetivo acercar a sus visitantes a conocer más sobre la Tierra, el universo y la vida misma.

 

Museo Nacional de Historia

El Castillo de Chapultepec cuenta con una larga historia que data desde la fundación de Tenochtitlan. Durante el reinado de Moctezuma se mandó construir un acueducto, mismo que se volvió el lugar sagrado para que reinaran Tláloc y Chalchiuhtlicue, dioses del agua. Durante la época virreinal fue considerado un espacio para descansar, por lo cual se construyó un palacio para varios virreyes y visitantes distinguidos.

La construcción la realizaron en la cima del cerro tras varios años de planeación, en alguna ocasión se decidió subastar la casa, al no encontrar comprador, comenzaron a subastar vidrios, puertas, ventanas y todo lo que se pudiera vender. En 1806 el ayuntamiento de la Ciudad de México lo adquiere pero permaneció muchos años en el abandono, hasta que fue ocupado como Colegio Militar. Con la llegada de Maximiliano y Carlota, en 1864, deciden ocuparlo como residencia imperial.

Con la caída del imperio, el recinto vuelve a ser abandonado, hasta 1876 cuando es declarado Observatorio Astronómico, Meteorológico y Magnético, pero sólo funcionó hasta 1883. Fue habitado por muchos expresidentes, hasta que en 1939 es considerado patrimonio nacional. El 27 de septiembre de 1944 es inaugurado el Museo Nacional de Historia.

 

Museo Universitario del Chopo

En 1973 la UNAM adquirió el inmueble restaurándolo y utilizándolo como difusión cultural. Este recinto cuenta con un amplia historia, incluso en algún tiempo se pensó que resguardara al Museo de Historia Natural. En realidad lo ocuparon como bodega y después de trasladar el museo quedó por muchos años vacío.

Museo de la Ciudad de México

Este recinto fue habitado por los Condes de Santiago de Calimaya tras varios años, y debido a los negocios que comenzaron a crecer a sus alrededores, la familia comenzó a rentar la vivienda, convirtiéndola así en una vecindad. Durante esta época fue habitada por Joaquin Clausell, abogado, activista y pintor. De hecho, su estudio forma parte de la exhibición del museo, ya que sus borradores los hacía en la pared. En tu próxima visita no olvides subir al último piso a recorrer su estudio y ver las paredes hechas lienzo.

 

Museo Nacional de las Culturas

Durante la construcción del nuevo Museo de Historia Natural se ocuparon varios lugares como el antiguo Museo Nacional, hoy en día, ese recinto alberga al Museo Nacional de las Culturas.

 

Mi Museo Indígena

Este recinto albergó -desde sus inicios y hasta el siglo XIX- las oficinas donde se pagaba el impuesto del pulque. También fue utilizado como cuartel y escuela. En 1931 es considerado monumento nacional y ocupado para reguardar textiles, cerámica, laca, fibras, juguetes, miniaturas, esculturas, máscaras, arte plumario, cartón y papel, hueso y concha, gráfica y pintura, mobiliario, metales, lapidaría, joyería y talabartería que datan de 1605.

 

Museo del Estanquillo

El inmueble que resguarda al Estanquillo pertenecía a una de las joyerías más famosa del siglo XIX, La Esmeralda Hauser-Zivy y compañía, tras varios años fue ocupada como sede gubernamental, pero tras una petición del cronista Carlos Monsiváis se convirtió en museo, en donde se exhibe la colección que el escritor recolectó durante sus largas caminatas por la Ciudad de México o que fueron regalos de los artistas que el escritor conocía.

 

Museo Ex Teresa Arte Actual

Este museo le debe el nombre a que antes perteneció al convento de Santa Teresa la Antigua y al monasterio de San José de las Carmelitas Descalzas, tras las Leyes de Reforma. El recinto fue ocupado como cuartel militar y escuela. Estuvo abandonado por muchos años y hoy sólo se conserva una quinta parte del inmueble. No cuenta con acervo propio, al contrario, desde su inauguración se han realizado producciones de arte contemporáneo, así como varias presentaciones artísticas.

 

Museo de la Caricatura

Este edificio resguardó el Real Colegio de Cristo, en el que impartían educación cristiana, después formó parte de los jesuitas. Este edificio fue afectado por el terremoto del 85 y tras el deterioro se recuperó una parte para resguardar el Museo de la Caricatura en 1987. Su importancia radica en dar a conocer la historia a través de la caricatura, tanto política como cultural.

 

(Fotos: Facebook Méxio de Ayer/La Ciudad de México en el tiempo)



Mayo Romero

Chilanga, locutora de radio. Amante de los libros, la música y el horrible cine de Hollywood.


Todos los derechos reservados de Más Información con Más Beneficios S.A. de C.V. Queda prohibida la reproducción de estos contenidos sin autorización previa. Contacto: editorial@mpm.mx

POLÍTICAS DE PRIVACIDAD