Fascinoma: alta satisfacción auditiva

Fascinoma llega a su nueva sede en la Ciudad de México

Festival Fascinoma

El año pasado, quienes disfrutamos de la música electrónica vimos aparecer con entusiasmo un festival que pintaba legendario. El cartel del Festival Fascinoma, reunía 20 artistas internacionales, muchos de los cuales visitaban México por primera vez, y 20 nacionales. La cita sería en un balneario en Atlixco, Puebla.

Entre los nombres se hallaban DJs y productores del mejor techno, como el italiano Lucy, que creadores de música de espíritu setentero y amplia visión de futuro, como Dam Funk. Entre los nacionales estaban pinchadiscos y productores que han dado vida a las pistas de baile en México los últimos 15 años, como Derré Tidá, Itzone, Redeker o los colectivos Cuatrocuartos Bestial Crew y Dance Your Name.

Si el cartel ya nos hacía intuir que detrás de la iniciativa estaba gente que conocía de cerca la escena electrónica nacional y tenía una antena afinada para detectar sonidos emocionantes y vanguardistas en otros puntos del planeta –además de un magnífico gusto, la verdad–, todo fue aclarándose cuando se supo que entre los artífices se encontraban René Gelston, fundador de Blk Mrkt, discográfica y productora de fiestas inglesa con más de tres décadas de trayectoria –responsable de alguna de las primeras visitas del sello Hyperdub a la ciudad–; Julián Acosta, con amplia experiencia como productor de conciertos y festivales, y Johan Graffman, productor artístico y principal responsable de ese estimulante cartel.

Aquel fin de semana de 2016 nos dejó entusiasmados y exhaustos. Las propuestas merecían pasar en vela, bailando y corriendo entre escenarios las 36 horas –o más– que duró la música.

Este año, Fascinoma debió mudarse a la Ciudad de México luego de que aquella maravillosa sede quedara dañada tras el sismo. También hay otros cambios: menos artistas y un solo escenario. El festival parece haberse tornado fiesta. Pero la calidad del cartel sigue intacta. Entre los nombres que más nos emocionan este año están el productor ucraniano de techno Etapp Kyle y Peanut Butter Wolf, fundador del sello Stones Throw, que ha publicado desde hip-hop hasta rock psicodélico. Pero cada nombre asegura satisfacción para el audiófilo. ¡Por ahí nos vemos!

También te puede interesar: Llegará a Bellas Artes una expo con una pintura de Van Gogh