‘El buen doctor’, una mezcla entre ciencia y literatura

Paul Kalanithi tiene el plan perfecto. Con menos de 40 años, ya está en la cima. Está a punto de terminar su residencia, para convertirse en profesor de neurología en una de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos. Tras años dedicando horas y horas al trabajo, ahora se imagina sobre un yate en el Mediterráneo, junto a su esposa y sus hipotéticos hijos, convertido, por fin, en el esposo que siempre prometió ser.

Pero la historia no empieza ahí. El hijo de inmigrantes indios nunca soñó con ser doctor. La medicina era sinónimo de ausencia: un padre que salía a trabajar al amanecer y regresaba sólo para cenar y dormir. Nació en Nueva York, pero creció en Arizona. En medio del desierto, entre cactus, tarántulas, serpientes y escorpiones.

Motivado por la necesidad de comprender qué le daba sentido a la existencia humana, eligió estudiar literatura inglesa y biología humana. Así, sin querer, la neurología se le presentó como respuesta. En la Yale School of Medicine, conoció a su esposa y encontró los motivos que tanto tiempo había buscado. Y por fin, parecía ir por el camino indicado.

Pero a los 36, un fuerte dolor de espalda lo cambia todo. Cuando una molestia que lleva tiempo se vuelve insoportable, Kalanithi se ve obligado a visitar el hospital, su oficina por tantos años, pero ahora como paciente. Un cáncer de pulmón (que afecta sólo al 0.0012% de la gente de su edad) pone en jaque todos los sueños y proyectos que el médico había construido.

En sus poco más de 200 páginas, El buen doctor es un libro lleno de sinceridad y sentimientos, y que ayuda a comprender que, al asimilarlo, obliga a cualquiera a preguntarse si realmente hay algo más importante en la vida que ser feliz, si estamos en el lugar correcto, haciendo lo que verdaderamente queremos hacer, y si estamos aprovechando al máximo nuestros días.

El buen doctor; Dr. Paul Kalanithi
El buen doctor; Dr. Paul Kalanithi

El buen doctor
Paul Kalanithi
Océano, 2016,
208 páginas, $235.