Foro Shakespeare, un espacio que podría desaparecer

Hace unos días se anunció que el Foro Shakespeare (Zamora 7, Cuauhtémoc, Condesa) cerrará sus puertas al público después de 33 años de haber sido fundado, debido a que los dueños del inmueble pidieron su devolución (el tiempo límite determinado para la entrega es hasta octubre de 2018). El anuncio provocó la inconformidad de ciertos intelectuales y artistas.

Desde hace 15 años, la actriz Itaria Marta retomó, junto con el actor Bruno Bichir, el Foro Shakespeare, un proyecto iniciado por Héctor Fuentes.

Itari Marta es licenciada en Arte Dramático, y ha participado en varias producciones televisivas, cinematográficas y obras de teatro. Aunque Itari se formó como actriz, cuando se dio cuenta de las complicaciones de su profesión, tuvo la inquietud de crear un espacio donde pudiera laborar de la forma en que le gustaba, sin depender de que tuviera o no trabajo. “Mi propósito en el foro es tratar de salirme un poco de ese formato en el que tienes que ser de cierta forma para poder tener trabajo y desarrollar tus proyectos”.

MÉXICO, D.F., 06MARZO2013.- La directora, Itari Marta, quien dirige "Medea Material" de Heiner Müller, estrenó anoche en el Foro Shakespeare temporada, el elenco esta integrado por mujeres víctimas de la violencia de género. Funciones Lunes y Martes hasta el 16 de Julio 20:00 hrs calle Zamora #7 Colonia Condesa. FOTO: FRANCISCO RODRÍGUEZ /CUARTOSCURO.COM

Aunque en esa época sí existían espacios, no eran independientes: “los foros estaban bajo el cobijo de la institución gubernamental, y Héctor Fuentes consideraba que el arte no podía estar bajo la sombrilla de ninguna institución gubernamental, y que había otra forma de hacerlo, en la que no necesariamente el foro estuviera bajo el cobijo del estado. Bruno Bichir y yo consideramos que era un principio digno de ser continuado. Muchos espacios que se decían independientes contaban con el apoyo gubernamental. Queríamos encontrar la forma de obtener los recursos de otras partes. Como los tiempos han cambiado, ahora consideramos que se deben tener ingresos de diferentes maneras. Lo primordial es no sólo vivir del estado, porque cuando el estado no puede ayudarte, tu labor se para, como ha pasado con 80% o más de los centros culturales. Las personas que nos dedicamos al arte tendríamos que saber que necesitamos ingresos de distintas partes: de la taquilla, del estado, de proyectos que se gestionen solos”, recuerda Marta al hablar sobre los centros culturales.

El Foro está dividido en dos grandes ramas: una que sí cobra, la cual tiene un restaurant y una librería, y conforma el espacio donde se presentan obras de distintos creadores —entre 30 y 40 al mes—, y otra cuyo objetivo es el impacto social —entre sus grandes apuestas están: una compañía de teatro penitenciario en Santa Martha Acatitla, y un centro cultural en la calle Abraham González, en la colonia Juárez, sede de la compañía de teatro y donde también se han realizado talleres para jóvenes que viven en zonas marginales o están en conflicto con la ley—.

CIUDAD DE MÉXICO, 15SEPTIEMBRE2016.- Debido a los planes de construcción de los propietarios de uno de los inmuebles continuos que ocupa el Foro Shakespeare, este será demolido en octubre próximo. El predio sería ocupado para la construcción de edificios, el espacio cultural, que opera desde hace 33 años ha ofrecido más de 6 mil funciones a en más de 200 puestas en escena. FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Impacto social

“El Dramabús es un proyecto diseñado para crear historias inspiradas en ciertas zonas de la ciudad, historias de la gente para la gente. El escenario es un microbús y el numero de asistentes a la obra dependerá de la gente que quepa en la calle. El proyecto existe desde hace dos años y ha sido llevado a zonas como Polanco, Iztapalapa, Nezahualcóyotl, Coyoacán, Xochimilco y la Roma. El principal objetivo es llevarle a la sociedad un teatro al que pueda pertenecer e interesarle. A este formato le agregamos una aplicación para celulares, donde las personas pueden contar su historia y compartirla a través de la app”, dice la actriz sobre otro de los principales proyectos del Foro.

“Nuestro interés es vincular todas las áreas de la ciudad de una manera más humana, sin prejuicios o problemas de ubicación. Pretendemos hacer puentes de diálogo para que haya menos violencia. Los cambios que necesita este país no necesariamente los vas a ver de un día para otro. Llevamos 80 años de malos manejos y de una educación corrupta. Entonces, es muy difícil ver algún cambio radical después de un día de función”.

Al preguntarle sobre los efectos de la compañía de teatro penitenciario, Itari cuenta que, en los siete años y medio que lleva el proyecto, ha visto cómo muchos de los que “han pertenecido a la compañía penitenciaria interna, y que ahora disfrutan de la libertad, continúan su labor teatral”.

“Mucha gente se pregunta por los cambios sociales que el teatro puede provocar, sin ver que éste ya cambió al mundo. Desde los griegos, el teatro ha cambiado al mundo. No deberíamos cuestionar su potencia para generar cambios, históricamente ya lo hizo”.

“El simple hecho de que alguien que nunca ha visto teatro tenga la oportunidad de asistir por primera vez a una función profesional en la calle genera un cambio sobre la forma en la que empieza a percibir un acontecimiento artístico”.

Contra la violencia

“Creemos que el teatro es necesario para la sociedad, es el espejo que te permite verte a ti mismo. Shakespeare decía que el teatro es la crónica del presente y tal vez, en la actualidad, tendríamos que hacer una historia sobre unos maestros a los que nadie escucha, nadie se sienta a hablar con ellos y la trama termina con una bola de perros matando a otros seres humanos”.

“El arte y la cultura parecen ser actividades y disciplinas que no son necesariamente un negocio para el Estado o la iniciativa privada, pero que históricamente brindan las herramientas para cambiar los comportamientos violentos de una sociedad. Tenemos que dejar de verlos como un idealismo, sino como una realidad práctica: son la única herramienta que tenemos para cambiar al país”.

“Pareciera que hay un pequeño grupo que no quiere cambiar al país y quiere seguir teniendo ciudadanos que no piensen, incapaces del discernimiento para poder controlarlos mejor y hacer con ellos lo que quieran”, concluye la actriz.

 

DSC01815