José Arenas, la voz detrás de Jake el Perro

José Arenas —famoso por ser la voz detrás de personajes de televisión como Spencer Shay, de iCarly, Pizza Steve, de Tío Grandpa, y Jake el Perro, de Hora de Aventura, entre otros— es un locutor y director de doblaje con 23 años de trayectoria.

Empezó “cuando el camino estaba perfectamente trazado. La gente que se metía a una escuela de teatro o aprendía a actuar sobre un escenario encontraba en el doblaje de voz una plataforma más para desarrollar sus capacidades”.

José Arenas se graduó en 1992 del Instituto Andrés Soler, un centro educativo especializado en artes escénicas. En el último semestre tomó un taller de adiestramiento con Mario Castañeda, la voz del personaje de Gokú y “el más grande Sayayín de todos los tiempos”, quien lo presentó con la gente del medio. Ése fue el inicio de la carrera de José.

ip4a8516

EL TIEMPO HA CAMBIADO

“El doblaje de voz tiene poco más de 70 años de historia en América Latina y una larguísima tradición actoral visible durante la segunda mitad del siglo XX”, opina el locutor, por lo que se puede afirmar que su trayectoria abarca una tercera parte de la historia del doblaje de voz, lo cual le ha dado una visión amplia sobre la forma en que el oficio ha cambiado en las últimas décadas. “Creo que el término actor de doblaje se ha vuelto obsoleto en el siglo XXI: la nomenclactura más exacta sería algo así como ‘intérprete de doblaje’. En la actualidad, no todos los que hacen doblaje de voz son actores. Aunque esto no es una novedad, ocurre cada vez más. Estoy trabajando junto con un grupo de expertos, quien me asesora en una plataforma llamada Doblaje de Voz 3.0, la cual nos permitirá generar un programa de adiestramiento para proponérselo a una institución seria, como la UNAM o la SEP”.

“Creo en la magia de todos los tiempos. Creo en esas voces que nos acompañaron cuando éramos niños y que, cuando crecemos y volvemos a escucharlas, tocan fibras y nos conmueven. Creo en la magia de esa no presencia que se vuelve paradójicamente una presencia inevitable durante el resto de la vida. Creo en las voces que nos hacen rememorar y sentir”.

ip4a8503

JAKE Y LA IDENTIDAD LATINOAMERICANA

Al hablar sobre la personalidad picaresca y carismática que José Arenas le dio a Jake, el Perro —antes de que se decidiera que el doblaje del personaje animado, uno de los más representativos de este tiempo, debía tener un estilo más neutral—, el locutor cuenta que el carácter de dicho personaje está inspirado en clásicos de la comedia mexicana, como Clavillazo, Tin Tan, Resortes, Ramón Valdés, Roberto Gómez Bolaños, Beto el Boticario y los Polivoces, “quienes formaron nuestra identidad cultural. Puedes recurrir a los mejores escritores e intelecturales, pero también estos grandes comediantes son parte de nuestra cultura”.

“Desde mi perspectiva, los ejecutivos han tenido muy poca visión en este afán globalizador: han hecho que el lenguaje de los personajes pierda sabor al tratar de homogeneizarlos”.

“Cuando tuve la oportunidad de visitar Sudamérica, vi que mis amigos y el público estaban felices con la forma en que hablaba Jake. Ahora están incómodos con el estilo que se le dio”.

ip4a8495

“Lo que intento es rescatar la tradición del lenguaje de antaño, darle ese sabor nuestro, y desencajar de su contexto estadounidense a un personaje o una caricatura completa e insertarla en un contexto latinoamericano. Sin embargo, hay gente empeñada en quitarnos lo que es nuestro. A mí me parece —sin ser mercadólogo o economista— que estas decisiones están relacionadas con cantidades económicas. Hace unos 10 años, Disney comenzó a cambiarle el nombre a los personajes (Tribilín se convirtió en Goofy y Campanita en Tinker Bell, por ejemplo). En este afán expansionista, el lenguaje es una parte muy poderosa, ya que influye en el pensamiento y los intereses culturales y de consumo de los más pequeños”, concluye José.

Fotos: Lulú Urdapilleta

Compartir
Artículo anteriorMi grito de Dolores
Artículo siguienteOpciones para dar El Grito en las delegaciones
(Ciudad de México, 1988) Escritor, editor de la revista Moria y coorganizador de Lateralia. Festival de edición independiente. Devoto de los gatos, Thomas Bernhard, Andréi Tarkovski, Ingmar Bergman, Bill Hicks y J.S. Bach.