El Lado B del Ex Teresa Arte Actual

Desde 1998, este recinto ofrece una oferta cultural de arte posmoderno cuya propuesta nace de un grupo de artistas emergentes

En sus inicios, en el siglo XVII, este inmueble fue un convento de la orden de las Carmelitas Descalzas en 1864, cuando se aplicaron las Leyes de Reforma, fue expropiado. Después de 66 años tuvo diversos usos, como un cuartel militar de la Escuela Normal, también como recinto académico de la Escuela de Odontología, imprenta del Diario Oficial y hasta archivo del INBA.

La arquitectura del lugar ha tenido diversas modificaciones y renovaciones. Por ejemplo, la cúpula original quedó destruida tras el terremoto en 1845. Fue rediseñada por el arquitecto Lorenzo de la Hidalga. Esto dio pauta para una renovación, razón por la cual muestra una fachada de estilo barroco, mientras que en su interior existe una fuerte influencia del estilo neoclásico.

Este museo de arte experimental fue testigo de distintos hechos históricos, como la irrupción de grupos independentistas encabezados por José María Morelos; también fue la prisión de Josefa Ortiz de Domínguez, en la torre del campanario, y vio el inicio de la vida conventual de la poeta sor Juana Inés de la Cruz.