Vinos que tienes que paladear

La Biblia hace unas doscientas referencias a esta bebida, probablemente, la bebida embriagante más antigua que conoce la humanidad, el vino.

Hoy, el vino no es sólo una bebida, existe toda una cultura en torno a su producción y consumo, y por supuesto, en torno a los alimentos que se acompañan de él.

El vino es una delicia que hay que aprender a degustar, a sentir en el paladar para entonces sí, disfrutar muy puntualmente su textura mediante todos los sentidos.

Si no eres un experto, te damos algunos tips para iniciar tu propia cava. Éstos son los vinos nacionales que tienes que paladear:

Antes de empezar asegúrate de oler el corcho, fíjate de que no esté roto o tenga un olor inusual.

Lee la etiqueta, es una guía para saber elegir, maridar y tratar el vino que decidas probar.

Sirve una cantidad pequeña en la copa, agita para oxigenar el vino, obsérvalo, huele y saborea.

CASA GRANDE SHIRAZ

Hay que probarlo por tres razones: es un claro representante del suelo mineral del Valle de Parras, Coahuila, que por lo mismo hace buena mancuerna con la comida mexicana, también porque deja en la nariz los olores a la fruta madura de la uva con la que se elabora (100% shiraz) y porque vale cada centavo de lo que cuesta por su cuidadoso camino del viñedo a la botella.

Casa Madero

Acompáñalo con: mole

ENSAMBLE ARENAL

Es un vino que busca destacar las propiedades del terruño del que proviene. El ensamble de las uvas es prácticamente el mismo que los enólogos utilizan para los vinos de Casa de Piedra, pero las características de la tierra marcan la diferencia. Las uvas bases son merlot y cabernet sauvignon que se mezclan con petit syrahy barbera.

Casa Paralelo

Acompáñalo con: un buena carne

DOMINÓ

Es un vino que fue creado para honrar las tardes en las que cuatro amigos se reunían religiosamente a jugar dominó (de ahí que las etiquetas de sus variedades tengan combinaciones de fichas. Pasa una temporada de 18 meses en barrica de roble francés.

Casa Vinisterra

Acompáñalo con: carnes frías y quesos suaves

MARIANITO

De una vinícola pequeña y cuidadosa, surge esta mezcla de varietales. No siempre usan las mismas uvas, pero en la etiqueta 2006 participan las cabernet sauvignon, shyrah, tempranillo y grenache. La producción se limita a 1350 cajas.

Casa D.O.C

Acompáñalo con: estofados

MONTE XANIC CABERNET SAUVIGNON-MERLOT

Una propuesta del enólogo Hans Backoff, uno de los pioneros en la cultura vinícola

del Valle de Guadalupe en Ensenada. Además de las cepas convenidas en el nombre tiene pequeños porcentajes de otras uvas: cabernet franc, malbec y petit verdot. Es un vino con mucho aroma a zarzamoras.

Casa Monte Xanic

Acompáñalo con: un corte de corte con una buena dotación de grasa

MARCEL

Detrás del mimo en la etiqueta (ilustración del neoyorkino Al Hersfield) hay un vino ligero, de color y aromas festivos de la variedad cabernet sauvignon. Por su elaboración (maceración carbónica)su atractivo está en sus capas de aromas. Se recomienda decantarlo para que se expresen los olores.

Casa Sinergi-vt

Acompáñalo con: sopita de hongos o un pescado

KERUBIEL 2006

De la colección de etiquetas con nombres de arcángeles, Kerubiel es una mezcla de uvas: cinsaul, mourvèdre, syrah, cabernet sauvignon, viognier y grenache. Es un vino intenso y de aromas florales.

Casa Adobe de Guadalupe

Acompáñalo con: carnes rojas o carnes frías

JALÁ

Es de los vinos mexicanos que mejor ha logrado posicionarse en el mercado. Una combinación de cabernet sauvignon y grenache noir que se cultivan en el Valle de San Vicente de Ferrer y el Valle de Guadalupe en Ensenada. Pasa en barrica unos 15 meses.

Casa Tres Valles

Acompáñalo con: cualquier guiso mexicano

DEL VIKO 2005

En la etiqueta encontrarás una trompeta. Huele a cereza y a pasto recién cortado. Fue creado para tomarse fácil, atraer paladares y ser amigable al bolsillo. Lo componen las uvas nebbiolo, grenache, tempranillo, zinfandel, cabernet franc y merlot.

Casa Torres Alegre

Pruébalo con: pastas y pizza.

L.A. CETTO PETITE SIRAH

Es fácil de encontrar y pagar. No llega a los $100. Es para tomarse diario, de color violáceo, con aromas a madera. La casa es una de las dinastías vitivinícolas más importantes del país.

Casa L.A. Cetto

Acompáñalo con: botanita


Y ahora que has dado el primer paso en materia de arte vinícola, aprovecha que se lleva a cabo en la Ciudad de México, la primera feria que te permitirá convertirte en un verdadero conocedor.

1ª Feria del Vino y el Queso San Ángel

Del 26 al 28 de abril

Casa Jaime Sabines

De 11:00 a 21:00 hrs.

Entrada gratuita

YG