El Club del Asquito y otras barbas

Manual

Primer disparo
Cada vez más políticos, tomadores de decisiones, salen del clóset del odio. Al Club del Asquito se unió esta semana Jaime Rodríguez, el Bronco, que como buen macho, pide a los “gais que se casen en Saltillo”, la ciudad más cercana a Nuevo León donde sí hay jueces que respetan la ley igualitaria que ordenó la Corte en todo el país. Pero bueno, supongo que de esas cosas no entiende el Bronco. Sobre la adopción entre homosexuales dijo: “Eso sí no, es antinatura”. ¿Antinatura? Debería leer el bronco-gober sobre la naturaleza y las especies homosexuales que na-tu-ral-men-te adoptan hijos de otros. O que lea este texto de Sabina Berman.  Que se prepare bien rumbo a 2018, no vaya a ser que se bronco-aspire en el camino.

 

Segundo disparo
Premiamos el fracaso. Así es México y así somos los mexicanos con los gobernadores que no han sabido hacer bien su chamba. Eruviel Ávila es un ejemplo de ello. Él, como otros gobernadores, es el mirrey en su estado, lleno de ambiciones personales a costa de las tragedias familiares. ¿Cuáles? Las de las familias mexiquenses que, por ejemplo, han perdido a sus hijas, hermanas, madres, debido a la ola de secuestros y feminicidios incontrolables en el Edomex. ¿Y sabe qué resultados ha dado el gober? Ninguno. ¿Y sabe cuál es el siguiente paso de Ávila? Buscar la candidatura presidencial. ¿Y sabe qué podría pasar? Que la gane y luego gane la Presidencia. O no. Pongamos las barbas a remojar, y que otros gobernadores igual de ambiciosos también las remojen.

LEE LA COLUMNA ANTERIOR DE NACHO LOZANO: FRENTE EMOCIONAL POR LA HOMOFOBIA

Tercer disparo
Veo a Colombia y me pregunto: ¿para allá irá México? ¿O estamos peor de lo que estuvieron ellos? Millones de víctimas, miles de asesinados, miles de desplazados, violencia extrema y ahora firman la paz criminales y gobierno. Los colombianos votaron por no perdonarles los delitos. Sí, quieren paz, pero no así. ¿En unos años estaremos ahí? No sé, pero pongamos las barbas a remojar.

 

Último disparo
Muy bien le salió el tiro a Mancera por el concierto de Rogelio Aguas, Roger Waters, pa´los cuates: mentadas de madre a Peña, un crítico discurso de Waters y hasta un insulto y varias mentadas más se llevó Trump. Si bien eso no lo planeó Mancera, le vino bien. La gente salió contenta del concierto.

Compartir
Artículo anteriorSe estancan los food trucks
Artículo siguienteLa guerra: el juego de los adultos
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.