5 pueblos mágicos cerca de la CDMX para escaparte el finde

pueblos mágicos en hidalgo
Foto: Especial.

Si quieres salirte de la rutina y olvidarte del estrés por un fin de semana, lo mejor es lanzarte a un lugar cercano, divertido y accesible. En esta ocasión, te recomendaremos 5 pueblos mágicos en Hidalgo.

Olvídate de comprar boletos de avión, prepara tu mochila, llena el tanque de gasolina de tu coche o compra un boleto de autobús y lánzate a uno de estos 5 pueblos mágicos en Hidalgo, los cuales están a sólo dos horas y media de la CDMX.

Aquí van las opciones de pueblos mágicos en Hidalgo

Mineral del Chico

Este pueblo minero fue la primera área protegida de México por el presidente Porfirio Díaz en 1899. Aquí la comida es para chuparse los dedos, puedes pedir desde unas ricas quesadillas, sopes, tacos de barbacoa, huaraches, enchiladas y no te puedes perder los hualumbos, tortillas de flores de madroño, típicos de esta zona.

Mineral del Chico es ideal para los aventureros pues puedes practicar ciclismo de montaña, pesca deportiva, senderismo, camping, descenso a rappel, tirolesa y escalada en rocas.

Una actividad que no puede faltar es la visita obligada a la Mina de San Antonio, un yacimiento que fue trabajado por más de 400 años del que se extraía una gran cantidad de plata.

Huasca de Ocampo

Tenemos tres razones importantes para visitar este sitio: este fue el primer pueblo mágico reconocido no sólo en el país sino en todo el mundo.

Si aún no conoces los Prismas Basálticos, no has vivido; estas columnas geométricas de basalto junto a una barranca bañada por las aguas de la presa San Antonio, son un espectáculo que debes admirar.

Y si lo tuyo es la pesca, puedes visitar El Bosque de las Truchas, no necesitas traer tu propio equipo, pues aquí podrás rentar lo necesario para que mejores tu técnica.

También conocido por su nombre en náhuatl, Huascazaloyam, este pueblo tiene una gran variedad de bailes populares, palenques, charreadas y fiestas que enamoran a cualquier visitante que pisa este lugar.

Huichapan

Este pueblo fue el primero en conmemorar la independencia de México en 1812, sus calles empedradas, casonas virreinales y artesanías de cantera impresionan por su belleza colonial. Este sitio es una parada obligatoria para los amantes de la historia y la cultura, pues cuenta con templos, museos y conventos llenos de anécdotas que te encantarán.

Una de sus atracciones principales es el Parque Ecoturístico: una zona ecológica en la que podrás escalar, aventarte de la tirolesa o deleitarte con la vista que los arcos del acueducto y la naturaleza forman para tomar el sol.

Real del Monte

Uno de los pueblos mágicos en Hidalgo más populares y también el más cercano a la CDMX. Si aún no lo conoces, no pierdas la oportunidad de recorrer sus calles, minas, iglesias y talleres de plata, probando sus deliciosos pastes, los cuales encontrarás en casi todos los rincones de este lugar mágico.

Entre las actividades que puedes hacer en Real del Monte es visitar el Museo de la Medicina Laboral, el de Casa Grande y el del Paste, donde aprenderás cómo se volvieron tan populares en la región.

Pero sin duda el fenómeno natural que llama la atención es cuando baja la neblina por las tardes a las calles del pueblo, dando como resultado una vista mística e inigualable.

Tecozautla

Si lo que necesitas es convivir con la naturaleza para encontrarte a ti mismo, aquí podrás visitar un geiser natural y sorprenderte de su columna de vapor que emana de la tierra o darte un baño relajante en sus aguas termales con tus amigos dentro del parque acuático “El Geiser”.

Tecozautla es un pueblo con edificios históricos y monumentos de la época del Porfiriato, como el reloj principal, hermosas canteras y coloridos jardines.

Entre sus atracciones se encuentran balnearios, manantiales, presas y las famosas pinturas rupestres Banzhá, estas obras han servido como pruebas de nómadas que vivían por estas tierras. ¿Te animas a conocer este lugar?

Como verás, Hidalgo tiene una gran variedad de lugares que puedes descubrir cualquier fin de semana. No hay pretexto para no conocer su arquitectura, gastronomía y sitios turísticos, todo a sólo dos horas de la capital, así que no lo pienses más porque estos cinco pueblos mágicos te están esperando.