Cubrebocas: un gran aliado contra el COVID-19

Cada vez está más cerca el final de la cuarentena, y por eso es muy importante que conozcas cuándo debes utilizar un cubrebocas, artículo básico para nuestra nueva normalidad, y cómo hacerlo correctamente

1. Primero lo primero. Antes de colocarlo sobre tu rostro para salir a la calle o entrar en contacto con alguien, es muy importante que laves tus manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos o que, en su defecto, utilices gel desinfectante al 70% de alcohol.

2. Es muy importante que evites tocarlo durante el tiempo que lo lleves puesto. Además, debe de cubrir por completo tu nariz y boca. Y algo que no muchos saben es que, incluso con cubrebocas, cuando estornudes deberás cubrirte con el ángulo interno del brazo.

3. ¡Mucho ojo! Un cubrebocas desechable ya no sirve cuando se humedece, se rompe, lo colocaste sobre tu cabeza o cuello, y luego de visitar a un enfermo. Otra importante recomendación es cambiarlo después de una hora de conversación constante o tras hacer ejercicio.

4. Hay distintos modelos de cubrebocas reutilizables. Lo mejor es que puedes encontrar uno que se adapte a tu estilo, sea muy cómodo, te mantenga a la moda y, de paso, contribuyes a cuidar el ambiente, ya que, como son de tela, se pueden lavar fácilmente.

5. Es muy importante aprender a usar correctamente los tapabocas y acostumbrarse a ellos, ya que serán una parte fundamental de nuestra nueva normalidad. Cuídate y cuida a todos los que te rodean siguiendo todas las indicaciones de salubridad que den las autoridades.