De pastelería a restaurante bar: el Lado B de la Ópera Bar

Un clásico del Centro Histórico, La Ópera, es sin duda uno de los restaurantes con más tradición en la ciudad. Desde 1895 está ubicado en la esquina de 5 de Mayo y Filomeno Mata.

Durante la Revolución Mexicana, La Ópera Bar fue concurrida por revolucionarios, el mismo Emiliano Zapata pasó por esta cantina. Se dice que en 1914, Pancho Villa entró con sus tropas y en la euforia disparó su arma, dejando un orificio en el techo que aún se conserva. Otras personalidades que han visitado este lugar son Carlos Fuentes y Octavio Paz.

La Ópera

En 1876, dos hermanas francesas abrieron una pastelería en San Juan de Letrán y avenida Juárez, donde hoy se encuentra la Torre Latino. Después de varios años, en 1895 se mudaron a 5 de Mayo y Filomeno Mata, pero cambiaron de giro comercial, la cafetería se convirtió en una cantina. Entre sus clientes distinguidos se encontraban Porfirio Díaz y su esposa, además de varios políticos de la época.

Ópera Bar

Con el paso del tiempo la cantina
se mantuvo intacta, pero en 1973 pasó
a la administración de un sindicato. La familia Escudero se hizo cargo del lugar y lo convirtió en el restaurante bar La Ópera, pero aún conserva la decoración de la época. La oferta de su menú es de comida mexicana e internacional.

La Ópera Bar

(Fotos: Gabriela Michelle Reyna Velázquez)