Pedropiedra: La complejidad de ser uno en el escenario

El músico chileno será parte del Festival Neutral, a realizarse por tercera ocasión este 1 de noviembre. Compartirá cartel en el Foro Indie Rocks con Vaya Futuro y Lanza Internacional, entre otras bandas

Uno de los artistas latinoamericanos que más ha sobresalido en los últimos años es Pedro García, bajo el nombre de Pedropiedra. Y es que después de intentar con varias bandas y hasta estilos musicales, con ese pseudónimo encontró el sonido con el que más se entendió. Hace casi 10 años de eso, cuando sacó su primer disco homónimo… Luego vinieron otros cuatro, el último de ellos, Bomba nuclear.

Más allá de sus discos, muchos otros lo conocieron gracias a sus colaboraciones en el noticiario más veraz de la televisión: 31 Minutos. Y es que la famosa “Guaantecilloo, want to see you” es obra del músico chileno, quien participó como baterista del noticiario durante varios años, pero recientemente anunció que dejaría el proyecto.

Este 1 de noviembre, Pedropiedra regresa a la ciudad y platicamos con él sobre sus nuevos proyectos, sus visitas a la CDMX y su música.

¿Cómo te sientes de regresar a la ciudad luego de un año?

Es como mi visita anual a la Ciudad de México. Voy durante poquitos días y el plan es de promoción de mi CD nuevo, que sale muy pronto; acaba de lanzarse mi nuevo sencillo, “Perder ganar”. Voy a estar haciendo promoción ahí. Voy con músicos míos, de acá de Chile. Cantaremos canciones que todos quieren escuchar y algunas nuevas; también habrá alguna sorpresa.

¿Crees que tienes algún tipo de relación con la CDMX?

Yo tengo un amor tremendo por la ciudad, viví ahí más de dos años y continúo yendo con Pedropiedra, 31 Minutos o con Gepe. Es una ciudad que recibe muy bien al extranjero, es una ciudad muy divertida, muy estimulante. Cada que voy la paso increíble, aunque tenga que estar dos horas arriba de un taxi para ir a un lugar. Es una ciudad que no me aburre. Creo que los chilenos nos podemos acostumbrar a la Ciudad de México, porque nosotros venimos de una ciudad muy chica.

En Neutral escucharemos avances de tu nuevo disco. Cuéntanos un poco más sobre él.

Lo estoy trabajando con un productor que lleva como 20 años de carrera ininterrumpida, se llama Cristián Heyne. Es la primera vez que me entrego por completo a las manos de un productor, estamos trabajando el disco cabeza contra cabeza, es una buena experiencia y también es como muy buen psicólogo. Las canciones están quedando bonitas. Hasta el momento, el disco todavía no tiene nombre. Eso siempre llega al final, nunca tengo pensados los nombres de mis discos desde un comienzo.

Desde que empezaste, has tenido varios proyectos. luego encontraste Pedropiedra, ¿cómo describirías tu música?

Lo más difícil es tener que encargarse de todo. Ahora tengo una banda nueva llamada Pillanes, en la que estoy con Francisco y Mauricio Durán (de Los Bunkers), K-V-Zón Ilabaca y Felipe. Te lo cuento para hacer la comparación de que, cuando estás en una banda, cada cabeza aporta para hacer un disco, es un alivio compartir la creación de las canciones. Cuando uno hace todo solo, hay que pensar en que las cosas no se repitan, que no suenen añejas. Otra de las cosas más complicadas de ser uno solo es hacer los videoclips de las canciones. No me gusta, pero son gajes del oficio que hay que hacer [risas]. Bueno, todo esto me tiene muy emocionado, porque salió el proyecto con Pillanes y, una semana después, mi música con Pedropiedra. Espero que 2019 sea un buen año para mí.

Para ti, ¿ser músico es un trabajo?

Es muy extraño. Con mi esposa tengo conversaciones al respecto y también con amigos. Es una mezcla de trabajo con ocio. En el fondo, las canciones nacen del ocio, de la distracción. Los músicos tenemos fama de flojos, pero no es así. También es raro el hecho de que a veces pasan dos semanas y no haces nada, pero luego tienes otras dos semanas sin parar de trabajar. Para mí, al final es un trabajo serio, unos se van quedando y otros se van retirando.

¿De dónde salió añadirle “piedra” a tu nombre?

Tenía dos bandas de hip hop. Los raperos siempre se ponen sobrenombres. Yo me puse piedra porque Pedro significa eso. Un día grabando a un rapero, empezó a decir: “En el estudio, Pedropiedra” y yo solo pensé “Wow, me gusta”. Y me parece curioso, porque mucha gente piensa que es una banda, otros que es solista, pero me gusta así, que quede en el aire.

Compartir
Artículo anteriorUn risotto meditativo
Artículo siguienteSolución sudoku: 29 octubre 2018
Comunicóloga por la UNAM. Tiene una relación de amor-odio por la CDMX. Le gusta el café y corregir ortografía.