Un ‘taxista’ que desafía a la realidad iraní

El director iraní Jafar Panahi no pude hacer cine durante 20 años, esto debido a que el Tribunal de Teherán se lo prohibiera por “actuar contra la seguridad nacional y hacer propaganda contra el estado”.

A pesar de esto, Panahi estrenó una película el año pasado que actualmente se exhibe en cines comerciales. Taxi Teherán, ganadora de un Oso de Berlín y del Premio FIPRESCI de la 65ª edición de la Berlinale es su tercer largometraje. Sus trabajos anteriores son Esto no es una película, de 2011 y Closed Curtain, de 2013.

Protagonizada y dirigida por el propio Jafar, la cinta es un retrato de la sociedad iraní que se deja ver entre humor y un tipo de ficción improvisada, ya que toda la trama transcurre dentro de un taxi en donde hombres y mujeres de todas las clases sociales platican sin tapujos de los temas que Jafar, el “taxista”, les va preguntando.

Una de las características que más sobresale de la película es su carácter de falso documental, ya que la espontaneidad con la que los pasajeros suben y bajan del vehículo y la soltura con la que tocan ciertos temas la vuelven más cercana al espectador, quien a lo largo de la cinta se preguntará si todo es improvisado o lleva un guión.

cartel peli taxiTaxi Teherán
Irán, 2015.
Dirigida por Jafar Panahi, con las actuaciones de Jafar Panahi y Hana Saeidi.
La puedes ver en: cines comerciales.