Si tú no vas al Vaticano, el Vaticano viene a ti

Vaticano de San Pedro a Francisco
Foto: Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano

Ya no tienes que gastarte una lana ni cruzar el Atlántico para ver las obras que están en el Vaticano. Solo lánzate a la exposición Vaticano de San Pedro a Francisco. Dos mil años de arte e historia que sirve para conmemorar los 25 años de relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y el gobierno de nuestro país. Se trata de una magna exposición compuesta por más de 180 obras provenientes de la colección del Vaticano y que puedes ver a lo largo de nueve salas del Colegio de San Ildefonso (Justo Sierra 16, Centro Histórico) desde el 20 de junio y hasta el 28 de octubre.

Gracias a ella, podrás ver por primera vez en tierras chilangas obras de célebres artistas como Guido Reni, Guercino, Tiziano Vecellio, Rafael Sanzio, Marcello Venusti, Gian Lorenzo Bernini, entre muchos más. Una de las joyas que vas a encontrar en la exposición es Anunciación, de Marcello Venusti, pintor cercano a Miguel Ángel —quien se cree colaboró en este cuadro—; además, es la primera vez que es exhibida fuera de la Santa Sede. Otras piezas que puedes admirar son Las santas Práxedes, San Mateo y el ángel y La Virgen de los Frari, entre varias más.

Y si crees que la organización de una exposición de este tamaño es cosa fácil, estás muy equivocado: se tardaron cuatro años en trabajarla. Durante ese tiempo, un equipo de curadores italianos y otro de mexicanos se encargaron de traer a la CDMX las mejores obras del Vaticano, así como de las colecciones de arte de otros museos que le pertenecen y de colecciones de México —por ejemplo, puedes ver el retrato de sor Juana Inés de la Cruz pintado por Juan Miranda—.

Aunque la entrada a la exposición es totalmente gratis, es necesario registrarse previamente en la página web desanpedroafrancisco.com. Y para que nadie se la pierda, el Colegio de San Ildefonso abrirá sus puertas de martes a domingo, desde las 9 y hasta las 20 horas.

También te puede interesar: Pulque pa’ la banda