Ciudad de necios | Chíngate a los jóvenes y a los reporteros

Necios que abusan. Necios que no confían en quienes debemos confiar

¿Qué pasa con nuestra policía? Si bien es estremecedor y motivo de orgullo conocer el nombre y apellido de destacados elementos de la Secretaría de Seguridad Pública chilanga que hacen su trabajo impecablemente, los hay quienes actúan de la peor manera. Hay elementos inspiradores, pero desafortunadamente no son la norma y mucho menos la constante. Parece que un intachable policía chilango, en cualquiera de sus variantes institucionales y corporaciones, es la excepción.

Es aterrador ver cómo los hay quienes, por ejemplo, arrestan a jóvenes por “pisar y cortar flores del Parque México” en la Condesa y con lujo de fuerza son sometidos en una patrulla sin importar los reclamos de los vecinos que atestiguaron el buen comportamiento de los chavos, tal como le sucedió a quienes, durante el pasado mes de mayo, fueron detenidos por una decena de policías acusados de esa ridiculez que puse entre comillas hace algunas líneas. Así como lo lee, detenidos por “pisar y cortar flores” (bit.ly/2ulisbu). ¿Qué sigue? Que dicho lugar público deje de llamarse Parque México y ahora se llame Parque Corea del Norte o Parque Dictadura Chilanga, por los abusivos que la vigilan.

¿Cómo olvidar al joven Marco Antonio, quien fue sometido en enero pasado por elementos de la Policía Bancaria e Industrial y luego desaparecido para ser encontrado días después en estado demencial lejos de donde la autoridad lo levantó? Son apenas dos de los casos de abuso policiaco mediatizados, no cuento los que se viven diario entre corruptos y miembros de las mafias.

¿En serio lo que queremos es que los policías inspiren miedo por los abusos que comenten, en lugar de confianza entre los chilangos asediados por la incontenible delincuencia?

Hay una nueva: policías robándole equipo a reporteros y agarrándolos a madrazos. El fin de semana supimos que, durante un operativo contra narcomenudistas en la colonia Doctores, dos reporteros de medios nacionales fueron asaltados y golpeados por integrantes… de la policía chilanga.

La corporación dijo que no tolerará estas acciones… pero la cosa es que son abusos que se hacen públicos y hay tantos más que ocurren sin ser denunciados. ¿O usted no conoce de alguno?

¿Y saben qué es lo peor de todo? Que hace unos días renunció el secretario de Seguridad Pública. ¿Por qué se va? Es un misterio. ¿Quién está al mando de esta ciudad? Silencio y miedo…

Compartir
Artículo anteriorDesde el limbo
Nacho Lozano
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.