La era de Pixar

Alfonso Miller.- Ahora que nos acercamos al final del verano cinematográfico, haremos un pequeño descanso de los corajes que nos ha hecho pasar Hollywood con sus producciones mediocres cuyo valor, incluso comercial, ya no es tan importante…

Hoy vamos a hablar de Pixar, esa compañía que muchos pequeños confunden con Disney, y que nos ha dado ya varias joyas de la cinematografía universal, ya sea por sus avances tecnológicos o por la genialidad y originalidad de sus historias. Pocos saben que Pixar comenzó en 1979 como un departamento de gráficos en la compañía, para entonces ya con cierto renombre, Lucasfilm.

Posteriormente, en 1986, se separó para ser fundada como una compañía por sí misma, siendo el inversionista y accionista mayoritario Steve Jobs, ídolo de los hípsters y santo patrono de la tecnología estética. Fue adquirida en 2006 por Disney pero incluso antes de esta transacción Pixar ya nos había entregado una buena cantidad de cintas animadas. En total desde la primera que fue Toy Story, en 1995, Pixar ha producido 17 largometrajes y hoy enumeraremos el top 5 de largometrajes de Pixar desde mi punto de vista.

5.- Trilogía Toy Story. La primera lo inició todo, el primer largometraje completamente hecho por computadora, una historia de amistad que va más allá del tiempo e incluso del espacio. No pueden negar que derramaron una lágrima o dos con la tercera parte. Siendo la más débil la segunda, pero bueno, es la hija sándwich.

4.- Up: Una aventura de altura. Esta película sobre los ciclos de la vida, la tolerancia y el inmortal espíritu aventurero se ganó el corazón del mundo con su secuencia inicial, rara vez habíamos visto los primeros minutos de una película tan fuertes y empáticos con el espectador. El resto de la película es bueno, pero jamás se compara con la vida de Carl y Ellie contada en 5 minutos.

3.- Buscando a Nemo. Esta película simplemente lo tenía todo, comedia, aventura, drama, acción, si, la escena de los tiburones, todo. El mundo entero se conmovió con el pez payaso Marlin y su búsqueda implacable de su único hijo Nemo. De ahí tomó la inspiración Liam Neeson para su papel en Taken (es una broma). Con unos paisajes submarinos impactantes y una paleta de colores infinita, Buscando a Nemo cautivó a chicos y grandes.

2.- Los Increíbles. Discúlpenme, pero esta película bastante subestimada por la crítica es una de mis favoritas definitivas. Tal vez se puede comparar con la más reciente Big Hero 6, en cuanto al tema de los superhéroes, pero Los Increíbles, sin caer en el cliché y mostrándonos un lado completamente desconocido del mundo heroico, el de la familia inadaptada, encantó a la audiencia en general. Con un tratamiento estético basado en las antiguas cintas de superhéroes y detectives, ganó dos premios Oscar en 2004, por mejor película animada y por mejor edición de sonido.

1.-Wall-E. La más audaz de las películas de Pixar, con alrededor de 40 minutos sin una palabra de por medio, el pequeño robot Wall-E nos da una lección sobre el despilfarro, el medio ambiente, la sociedad moderna (y futura) y hasta del amor. En 2008, Wall-E logró juntar mas de 530 millones de dólares en taquilla alrededor del mundo. Gracias a los avances de animación, la película nos mostró unos paisajes realistas increíbles, desolados y contaminados que movieron las sensibles fibras de propios y extraños en materia de contaminación y medio ambiente.

¿Qué opinan de mi pequeña lista, agregarían una más?