10 cosas que no debes poner en tu CV

Aunque pareciera que todo el mundo le echa unas ganas tremendas a su CV, les sorprendería ver la cantidad de errores y jaladas que pueden encontrar en el de la mayoría. Su afán por ser los más capaces para cierto puesto los lleva a cometer muchos tropezones. Empezando por especificar cosas innecesarias, desorganización y poca claridad.

Si están a punto que calificar para un trabajo deben leer esta nota:

1- Calificaciones y promedios de la escuela

No sean ñoños por el amor de Dios. A nadie le importa si tuvieron 9.9 o un simple 7 durante la primaria. Quienes agregan datos así de específicos lanzan por default un perfil muy cerrado. Además, de nada sirve tener puro 10, si no son personas creativas y competentes. Recuerden que en las empresas hay jefes y no maestros. Ah, y por cierto, no tienen que pedir permiso para ir al baño una vez contratados…

2- Estado civil

No tienen que especificar si están en unión libre, si tienen pareja o están divorciados. Realmente eso no es importante cuando se está hablando de capacidades laborales.

Si anexan esta información al CV que sea como un dato extra y no como dato principal. Aprendan a darle prioridad a lo que realmente importa.

3- Pasatiempos

Si juegan tenis, practican yoga o tejen punto de cruz, es algo que tiene sin cuidado a su nuevo-probable-jefe. No confundan un CV con su perfil de Facebook. En cuestiones laborales interesa más la experiencia y los conocimientos reales que el club deportivo al que pertenecen.

4- Palabras domingueras

No quieran quedar como literatos que manejan la lengua española a otros niveles si en realidad no lo hacen. Es muy fácil detectar quién sabe lo que dice y quién no.

Recuerden que dentro de más sencillo, claro y al grano sea su CV tendrán mayores posibilidades.

5- Foto sexy

Siempre será mejor verle la cara a quien se presenta, que no saber ni cómo es. Está muy bien anexar una foto al CV. Solo recuerden que la foto para pedir empleo no es la que tienen de perfil en Facebook. Ni es en la que salen con un escote gigante de contrapicada. Demuestren formalidad y pongan una tipo pasaporte: de frente, sin gestos raros y con ropa sencilla.

6- Faltas de ortografía

Esto si es ponerse la soga al cuello. Si aspiran a ser contratados, una falta de ortografía podría echar por la borda toda su experiencia laboral, maestrías y doctorados. Lo primero y, lo más importante de un CV, es una redacción impecable. Si ustedes no son muy buenos escribiendo, pidan a su mejor amigo con buena redacción que le eche un ojo. No se atrevan a mandar un CV sin antes revisarlo al detalle.

7- Frases inseguras

Los mexicanos tendemos a pensar que todo lo que afirmamos con mucha seguridad puede parecer prepotente y presuntuoso: grave error.

No tiene nada de malo saber de qué somos capaces, qué ofrecemos y cómo funcionamos. Si un CV se trata de venderse como la mejor opción, entonces hay que redactarlo de esa manera. No usen palabras como: “creo”, “tal vez”, “a ver qué sucede”, “más o menos”, “algo de experiencia”, “por ahí de”, “medio bueno para”, etc.

8- Idiomas al 10%

Si su manejo del Francés es del 20%, mejor ni lo mencionen. Hablar el 10% de un idioma no representa ningún dato importante. Omítanlo y mencionen los que de verdad hablen a un nivel alto.

9- Cursos mafufos

No quieran parecer los más competentes del mundo llenando de paja el CV: los cursos de pintura, cocina y temas muy específicos (que nada que ver) no cuentan. Tampoco anexen congresos a los que asistieron hace 10 años. Mejor extiendan el texto con cuestiones de experiencia y aptitudes.

10- Trabajos de verano

El CV debe tener un perfil específico. Si quieren trabajar en televisión, anexen experiencia laboral en televisión. No pongan trabajos de verano como: cajero de un cine, secretaria de un despacho o asistente de una tienda de ropa. Eso no cuenta. Además desvía la atención.

Por último: Decir que manejas muy bien Word, Paint o Power Point es una jalada.

(YANNINA THOMASSINY )