¿Qué hay afuera del Metro Allende?

Estos son algunos de los lugares que valdría la pena visitar.
Fuera de él se encuentra una de las calles más antiguas de la Ciudad de México

Si por alguna extraña razón llegas a parar a fuera del Metro Allende, estos son algunos de los lugares que debes visitar si andas por allá. 

En la Línea 2 del Metro se encuentra la estación Allende, esta cuenta con dos salidas, una es por la calle de Tacuba en donde se concentra una gran cantidad de negocios especializados en los problemas de la visión.

ESTO TE PUEDE INTERESAR:MARATÓN NOCTURNO DE PELÍCULAS DE LUIS BUÑUEL

Al salir por esta importante vía, de inmediato te abordarán un número incalculable de personas con batas blancas  (en su mayoría jóvenes), quienes ofrecen hacerte el examen de la vista de manera gratuita y en caso de requerir anteojos te los ofertan muy por debajo de otras ópticas.

Ópticas

Metro Allende

La tentación es mucha, pero la mayoría de estas personas no cuentan con un certificado visible que los avale. Pero no solo por esa calle encontrarás a estos supuestos profesionales de la salud visual, sino también en otras de las salidas de esta estación del metro, la cual se encuentra en el cruce de Tacuba y Motolinia.

La calle más antigua de la CDMX

Un dato curioso y, que vale la pena recordar, es que la calle de Tacuba es la más antigua de la Ciudad de México, sobre ésta se encuentra uno de los cafés más legendarios de chilangolandía y el cual lleva el nombre de esta vía.

Un Café con historia 

Nos referimos al Café de Tacuba, que abrió sus puertas en 1912 y desde entonces no ha dejado de deleitar a los cafeteros de corazón, además en su carta no solo encontrarás esta rica bebida, si no también mucha comida, de la cual destaca los platillos mexicanos.

El Jarrito 

Pero si eres de gustos más sencillos, te recomendamos que te pases al Bar los Jarritos, el cual se encuentra en entre la calle de Tacuba y Donceles. El lugar es para tomar chela y el precio es muy accesible, los precios van desde los 18 pesos, además de que también hay botana, considerando lo bajo de los precios, podríamos decir que la botana está bien.

Perfumes 

Retomando la calle de Tacuba, en el número 13 se encuentra una de las perfumerías más antiguas de la Ciudad de México, la vas a identificar de inmediato porque en la parte alta de su obscura fachada se encuentra un gran letrero con letras en color plata que dice “PERFUMERÍA”, la cual abrió sus puertas en 1936.

Desde entonces este lugar no ha parado de perfumar a los capitalinos y a los vendedores de este aromático producto, en el lugar encuentras todo lo necesario para elaborar un buen perfume, además de que tienen fragancias de todas partes del mundo, shampoos, tintes, esperma sintético para cremas, gel, jabones y cosméticos.

Palacio de Mineria

Siguiendo por la misma vía se encuentra otro bello edificio, nos referimos al Palacio de Minería, el cual fue construido en el siglo XIX. En sus inicios, este lugar era una escuela ingenieros y mineros, pero hoy es un centro académico y cultural, resguardado por la Facultad de Ingeniería de la UNAM.

En el lugar se imparten cursos, talleres, diplomados, congresos, conciertos, expresiones artísticas, exposiciones y es sede de uno de los eventos literarios más importantes de nuestro país: la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería; para llegar sólo tendrás que caminar un poco saliendo del Metro Allende.

Calle de Donceles 

Muy cerca de la estación del Metro Allende se encuentra otras de las calles más antiguas del barrio, la cual data de 1524: Donceles. Esta vía es de las pocas que conserva su nombre original, el cual se le dio debido a que en ella habitaron un gran número de jóvenes de la nobleza, a los que denominaban Donceles.

Una de las características de la calle es su gran número de librerías de viejo que aún se conservan, en ellas podrás encontrar revistas, libros y periódicos. Según los encargados, algunos datan del siglo XVII. También hay libros de temas especializados en historia, ciencia y geografía.

Antigua Cámara de Diputados 

Anteriormente aquí se albergaba el Teatro Iturbide, tiempo más tarde, en 1872, se convirtió en la Cámara de Diputados, se dice que en 1909, un trágico incendió terminó con las instalaciones y con gran parte del archivo.

En 1911, el gobierno en turno invirtió un gran capital para la reconstrucción del lugar, en la fachada aún podemos apreciar un estilo neoclásico. Para llegar al recinto lo debes hacer por sus escaleras, en la parte superior de la puerta se encuentra un frontón triangular donde esta representada la Ley, en figura de mujer.

Calle de Madero 

Pero un punto imperdible y muy cercano al Metro Allende es la calle de Madero, es la vía más transitada del Centro Histórico, se dice que al rededor de 400 mil personas caminan por ella para dar una vuelta o pasar a uno de los restaurantes y comercios que ahí se encuentran.

Se ubicada entre Eje Central Lázaro Cárdenas y el Zócalo, esta calle es una de las más antiguas de la Ciudad de México, el nombre le fue otorgado en la segunda década del siglo XX para conmemorar a Francisco I.Madero. Fue Pancho Villa quien puso la placa con el nuevo nombre, porque consideró que una de las avenidas principales de la ciudad tendría que perpetuar la memoria de este personaje.

(Fotos: Dulce Ahumada y Archivo)