Dale gusto al antojo con una torta cachonda

La monumental torta cachonda.

En este establecimiento el tamaño sí importa y prueba de ello es esta monumental torta que pesa más de un kilo.

En busca de la fuente de la abundancia garnachera y la comida gigante, nos encontramos con las tortas cachondas, un platillo de generosas proporciones que está conformado por más de un kilo de ingredientes, principalmente de carne.

Estas curiosas tortas nacieron hace más de 17 años en la colonia Álamos con la finalidad de ofrecer un platillo único que satisficiera el enorme apetito de todos los jóvenes. Desde sus inicios la torta cachonda fue la estrella del lugar, pues, además de ser grande, tiene diversas presentaciones que van desde las tradicionales de pierna, milanesa y hawaiana, hasta otras más elaboradas como la de pierna al horno o arrachera; todas con una original combinación de quesos.

Ahora que si lo tuyo no es comer en grandes proporciones, puedes pedir una torta “miserable” que es un poquitín más pequeña que la cachonda. Y, si de plano prefieres una torta de tamaño “normal”, puedes pedir la “desgraciada”. Todas llevan los mismos ingredientes, sólo que en menor proporción.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: ¿CALOR? ¡ÉNTRALE A LOS GOMIBOINGS!

Con el paso de los años el negocio fue creciendo y se optó por meter otros platillos pero, eso sí, de gran tamaño. Así nacieron los “tacotes”, platillo enorme en el que te salen tres o cuatro tacos bien servidos; huaraches “patineta”, que literalmente se desbordan del plato; los enormes burritos, y los sándwiches de torre que llevan muchos ingredientes entre sus cuatro tapas.

 

Si vas en plan de dieta puedes pedir una de muchas variedades de ensalada que tienen o acompañar tu comida con un litro de agua de fruta de temporada.

Todos los platillos llevan carne del día y son preparados en el momento con la receta de la casa, así que recomendamos tener un poco de paciencia y llevar, mucha, muuucha hambre.

Ubicación: Isabel la Católica 617, colonia Álamos

Horario: 10:30 a 19 horas de lunes a sábado

(Fotos: cortesía)