Una visita a George, ¿pasará la prueba de sabor?

Era el Día de la hamburguesa, cerca de las 3:30 de la tarde, y yo empezaba a ponerme nervioso de no estar sentado frente a una. Como era de esperarse, en domingo y por la hora, todos los restaurantes estaban a reventar, salvo uno que, curiosamente, cierra ese día. Andaba yo por Polanco y dando la vuelta en Masaryk y Lamartine, vi de reojo la palabra mágica: hamburguesa. Según yo, ya alguien me había hablado, y bien, del restaurante George, que apareció mágicamente frente a mí (y mi fiel escudera). No se diga más: un lugar de carnes de señor, ¿por qué no? Así que ahí nos dirigimos.

Casi sin tener que revisar la carta, busqué y encontré su única opción: 300 gramos de mezcla Choice para el pattie de carne. Bollo propio horneado ahí mismo. Queso, cebolla caramelizada, arúgula en vez de lechuga y tomate. Simple, sencilla y enorme. Pedí la carne al punto. Llegó y mi corazón (y arterias) dieron un saltito. Enorme es un adjetivo que quizás se queda corto. Pocas hamburguesas más grandes que esta. Pasada mi pequeña plegaria de agradecimiento por el Día de la hamburguesa, ataqué sin tregua. Resultó ser más fácil de dominar de lo que pensaba. Lucía perfecta. Primera mordida y me supo todo, menos la carne. Le quité un poco de cebolla caramelizada y procedí a hacerle los honores. Me quedó a deber un poco: tanto de sabor como de consistencia. Cumple muy bien como hamburguesa de señor, pero falla un poco en la experiencia general. El tamaño hace que uno quede más que satisfecho. Pero por los $300 que cuesta, debería de tener mucho más sabor.

Nombre del lugar:
George

Contacto:
www.georgemexico.com

Dirección:
Av. Presidente Masaryk 192, col. Polanco, del. Miguel Hidalgo

Horarios:
Lun y mar: 13 a 23 h; mié a sáb: 13 a 1 h; dom: 13 a 18 h

Consumo promedio por persona:
$400

Foto: Especial

Compartir
Artículo anteriorLa Gatería, capital gatuna en la CDMX
Artículo siguienteCrucigrama 1 de Junio 2017
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.