¿El adiós de Wendy’s?

Burgerman probó las hamburguesas de Wendy's

Algo malo parece suceder con una de las cadenas gringas de hamburguesas fast food más ricas. Como ya pasó hace tiempo, todo indica que nos volverá a dejar a nuestra suerte. Y es que, el tercer restaurante más importante de hamburguesas de nuestro vecino del norte no ha conseguido gustar en México. ¡Aunque tiene todo para hacerlo! Intenté visitar Wendy’s en dos de sus locaciones y no lo logré. Por azares del destino fui a Monterrey y ahí sí sigue abierta la sucursal. No sé si la de Reforma siga abierta —fui en domingo y en horario raro, por lo que le doy el beneficio de la duda—. El caso es que, parece, como decía antes, que se nos vuelve a ir, por lo menos de la CDMX.

¿Qué tiene de especial Wendy’s, me preguntará usted, querido lector? Mucho. Para empezar, tienen esto de que la carne es cuadrada, lo cual, además de cotorro, las hace únicas. Tienen un gran sabor. Aun y siendo comida rápida, congelada y, probablemente ultra de fábrica, saben muy bien. Curiosamente muy bien. Son enormes: basta con zamparse una Dave’s Doble. Gigante. Y la hay en triple. Grasosa, jugosa, como debiera de ser y perfecta dentro de su segmento. Hace unos años tenían una llamada Baconator que era un poema al tocino. De una, dos, tres y hasta cuatro patties de carne, tenía una cantidad muy respetable de tocino crujiente y muy sabrosa. Por muchos años fue su hamburguesa insignia. Me gusta, o me gustaba, que en el menú hay muchas más opciones de sándwiches y hasta chili. Muy buena variedad. Y quizás de lo mejor para el segmento era la relación entre calidad y precio. Solían ser (y siguen siendo), una opción muy razonable en cuestión de precio.

Puede ser que no esté de acuerdo conmigo. Para eso, sus comentarios o sugerencias siempre son bienvenidos en el Twitter @burgermanmex, en Instagram también como “burgermanmex” o en facebook.com/Burgerman.mex.

Compartir
Artículo anteriorRefréscate con un Santa Tlali en el Cine Tonalá
Artículo siguienteCrucigrama 3 de Mayo 2017
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.