Conoce los sabores de 18 países con este festival en ‘Coyo’

A partir de este viernes y durante todo el fin de semana, el Festival de Sabores y Artesanías del Mundo dará a los chilangos una probadita de las diferentes culturas que hay en el mundo.

Este evento será en el Museo Nacional de Culturas Populares, en Coyoacán, aquí podrás disfrutar de muestras gastronómicas, música, bailes, danza y artesanías de expositores de 18 países.

Los países invitados a esta tercera edición del festival son Chile, Honduras, Irak, Argentina, Japón, Venezuela, Bélgica, Cuba, España, Holanda, Turquía, Argelia, Colombia, Rusia, India, Panamá y Ecuador.

Como representación de la cultura rusa, por ejemplo, habrá matrushkas de diferentes tamaños, hechas de madera y pintadas a mano. Además, habrá collares, dijes, anillos, pulseras a base de ámbar ruso.

japonesa2

Colombia mostrará su joyería precolombina bañada en oro y café tostado y molido para llevar; Ecuador, sombreros tipo Panamá, hechos de paja toquilla, chalinas, bolsas con tejidos y lanas de alpaca; y Chile, empanadas, choripán chileno y pisco.

Japón traerá sushi, tepanyaki, dulces y bebidas orientales con diversos sabores, como pétalos de rosa, violeta, lavanda, fruta de la pasión, menta, etcétera. Por otro lado, India exhibirá deidades de bronce, campanas, figuras talladas en madera, hierbas, semillas, frutos naturales, entre otros artículos.

En el caso de los expositores nacionales, las muestras incluyen chocolate, mezcal, quesos, helados y artesanías de diferentes lugares, como Taxco, Guerrero.

Cuándo: Del viernes 1 al domingo 3 de julio
Dónde: Museo Nacional de Culturas Populares (Av. Hidalgo 289, col. Del Carmen, Coyoacán)
Horario: 11 a 20 horas
Precio: Entrada gratuita

Compartir
Artículo anteriorDelicias oaxaqueñas en movimiento
Artículo siguienteHay frases que marcan tu vida, como: estoy embarazada
Inició su carrera periodística hace cinco años en El Universal. Ha colaborado en los suplementos Domingo y Confabulario. Se considera apasionado de la Ciudad de México, de su pasado y de las historias que la habitan, más aún si son mera fantasía.