El Salvaje: los límites de la venganza

La nueva novela de Guillermo Arriaga tiene dos líneas narrativas: los relatos simultáneos de un joven de diecisiete años que quiere vengarse de un grupo de fanáticos, responsable del asesinato de su hermano, y un hombre cuya obsesión por atrapar a un lobo lo conducirá a la locura

Guillermo Arriaga, guionista de Amores Perros, 21 gramos, Babel, Los tres entierros de Melquíades Estrada, director de The Burning Plain, autor de las novelas Escuadrón Guillotina, Un dulce olor a muerte, El búfalo de la noche y el libro de cuentos Retorno 201, publicó El Salvaje en octubre de este año bajo el sello editorial de Alfaguara.

El Salvaje es, en palabras de Arriaga, una de sus novelas más ambiciosas y la más compleja: escrito a partir de ciertos hechos decisivos en la vida del autor, el libro está estructurado bajo lineamientos arriesgados y, posiblemente, su prosa, limpia, directa y ágil, proviene de los narradores que el autor menciona en entrevistas como sus influencias principales: Pío Baroja, Martín Luis Guzmán, William Faulkner, Ernest Hemingway y Juan Rulfo.

La novela tiene dos centros: uno, el relato de Juan Guillermo, un adolescente que quiere vengar la muerte de su hermano, asesinado por un grupo de fanáticos religiosos de ultraderecha. El otro, la historia de Amaruq, un hombre que persigue a un lobo hasta las últimas consecuencias en Yukón, Canadá, y cuya caza se conectará a la de Juan Guillermo.

Guillermo Arriaga

 

 

El Salvaje
Guillermo Arriaga, 2016
Editorial Alfaguara, $389

 

 

 

 

 

Fotos: Especiales