Éntrale a un buen tartín y una ensalada con café o vino

Sobre la calle Chilpancingo, casi esquina con el Parque México, hay un cafecito con cuatro mesas y una barrita breve, pero consistente. Es el Aimée, una respostería donde la especialidad son los tartines (rebanadas de pan rústico con diferentes cubiertas) tradicionales que se pueden acompañar perfecto con un café, un vino o una buena cerveza.

El lugar es pequeño, hay apenas cuatro mesas dentro y dos fuera, pero es muy cómodo para platicar. El café y el pastel de chocolate sin gluten valen mucho la pena.

¿CON CUÁNTO LA ARMO?

Con 200 tienes para un café, una chela y un tartín.

¿PAREJA O BANDA?

En definitiva, pareja; no importa si es amoroso o no. Se platica muy bien.

EL TIP

Si quieres algo fresco, pide la ensalada con fruta y una cerveza de naranja.

AIMÉE

CHILPANCINGO 7, CONDESA

LUGAR APTO PARA TODO PÚBLICO