La historia del arte a la chilanga

Un tour por las grandes obras de arte desde una óptica chilanga

Si las obras de arte más famosas del mundo hubieran nacido en esta ciudad, seguro serían muy distintas. Ajusta bien tus lentes de realidad chilanga y prepárate para tu primer minicurso de historia del arte

La Mona Wuuu

La sonrisa de Lady Wuuu podría reflejar todo su misterio y ambigüedad de ser contemplada por la versión chilanga de Leonardo da Vinci. De los memes al Louvre.

Contingencia estrellada

Imaginen la cara que habría puesto Van Gogh al ver la capa gris de smog que cubre la ciudad. El color “mugre chilanga” le habría dado un giro asombroso a sus cuadros.

Guajolota surrealista

Dalí habría pintado La persistencia de la Guajolota, pieza entre el surrealismo chilango y el efecto invernadero. La obra tendría una ecobici y unas suculentas tortas de tamal derretidas sobre Reforma.

El gritón

En su versión mexicana, el personaje de El grito, de Munch, está invitando a la gente que lo rodea a comprar “colchones, refrigeradores… o algo de fierro viejo que vendan”.

El Deivid

Si el “Deivid” de Miguel Ángel existiera, reflejaría con fidelidad la anatomía chilanga: la típica barriguita coquetona y un brazo bien mamey de tanto cargar caguamas.

¿Quién los separa?

Gustav Klimt se habría inspirado en todas esas parejas que se besan durante 15 minutos en los andenes de la línea rosa del Metro para plasmar el amor a la mexicana.

La Venus de la Roma

Había una vez una chica bien fresa, goeee, que se perdió en el after. Nadie sabe cómo terminó bañándose en la Fuente de Cibeles. Después la vio Botticelli y lo demás es historia.

Pop Art refrito

El Andy Warhol chilango habría pintado una serie de latas de frijoles refritos o chiles jalapeños, y, de paso, habría inmortalizado a Kate del Castillo. Nada que ver con los artistas de la Condechi.

Fotos: Cuartoscuro/ Shutterstock/Especiales