Juanga: amor eterno, inolvidable.

Y se fue Juan Gabriel, el ídolo de la canción popular que construyó una de las relaciones más complejas, bellas y unánimes con su público murió este 28 de agosto a la edad de 66 años, víctima de un infarto en Santa Mónica, California. Es inevitable no sentir que con él, una parte de la identidad nacional se va. ¿Cómo recordar tantas finales de fiesta (borracheras) sin las canciones de Juanga? 

Ante la grandeza de su trayectoria musical, no podemos más que hacer un pequeño compilado de algunas de las canciones que el país completo, sin distinción de género, condición social, económica o educativa, se sabe. Abracémonos en esta orfandad de buenas canciones, sin dudar que lo que se ve no se pregunta: eras enorme artista, Juan Gabriel. 

Aquí una lista con 5 canciones del Divo de Juárez que nos hacen estremecer (y el que diga que no, miente). 

El noa noa

Canción emblemática que pone a bailar a cualquiera. Dedicada al legendario Noa noa, en Ciudad Juárez, donde Juanga vivió sus mejores años.

Así fue

La canción para destrozar corazones. “A ella la amo y a ti te he olvidado”, dice la canción. Seguro escuchaste esta rola mil veces a todo volumen mientras recordabas a aquella personita que no quieres volver a ver nunca.

No tengo dinero

Para los enamorados que no tienen más que todo su cariño para entregar. Cantada por todos, y sobre todos para aquellos que tienen un amor que nomás no los pela.

Hasta que te conocí

Canción de un amor no correspondido, seguro la has escuchado cada vez que te acuerdas de tu amor imposible y todo lo que hiciste por que te hiciera caso. Esta rola dio nombre a la serie de televisión inspirada en su vida.

Déjame vivir

Inolvidable duo con Rocío Dúrcal y un Juan Gabriel muy joven que demostró al mundo su voz y talento natural. Quién no ha cantado esta rola acompañada tratando de imitar el corito pegajoso.

Amor eterno

Más que una canción es un himno. Quién no ha llorado escuchándola. La escribió tras la muerte de su madre, y esto la hace una de sus mejores canciones, que siempre nos acompaña en las largas noches junto a los cuates.