Lánzate a San Ángel, una provincia en la Ciudad de México

San Ángel pertenece a uno de los 21 Barrios Mágicos que los chilangos podemos disfrutar, y pasear por sus calles es como visitar provincia sin salir de la Ciudad de México.

Los orígenes de este barrio se dieron en la época colonial cuando se funda el Convento del Carmen, que se extendía sobre un gran terreno que iba aproximadamente desde la actual avenida de los Insurgentes hasta el Templo de San Jacinto. Dicho convento contaba con grandes huertas que abastecían de alimentos al mismo lugar, lo que aunado al fuerte trabajo de los frailes, proporcionó una gran riqueza a dicha orden, edificando hermosos edificios religiosos que perduran hasta nuestros días.

Para la época del Porfiriato, con el propósito de hacer casas de campo cerca a la Ciudad de México, las familias más adineradas compraron lotes para construir sus villas, es por eso que al caminar por el barrio encuentras una gran variedad de construcciones francesas fusionadas con las tradicionales de los pueblos mexicanos, lo cual de inmediato te remonta a otra época.

ESTO TE PUEDE INTERESAR:CONOCE LOS “BARRIOS MÁGICOS” CHILANGOS Y ENAMÓRATE DE LA CDMX

Con el tiempo, San Ángel quedó incorporado a la capital y si te lanzas a caminar por sus empedradas calles te darás cuenta que este lugar sigue conservando en gran medida sus costumbres y tradiciones en un entorno con cierto aire provinciano.

1.Parque de la Bombilla

Bombilla

La construcción de este lugar se inició en junio de 1934 durante la presidencia del general Abelardo L. Rodríguez y se inauguró el 17 de julio de 1935, en el mismo sitio donde el estadista militar fue asesinado por León Toral y por la madre Conchita, presunta autora intelectual del crimen, siendo presidente de la República el general Lázaro Cárdenas. El proyecto es obra del arquitecto Enrique Aragón Echegaray.

La Bombilla

Actualmente este lugar es un espacio dedicado al fomento cultural a través de las diferentes actividades que se realizan en la explanada aledaña al monumento a Álvaro Obregón; además, en él también hay área de juegos, ideal para llevar a los niños o salir de paseo con tu mascota.
2.Museo y convento del Carmen 

Iglesia del Carmen

Si pensabas que para ver cuerpos momificados tenías que viajar hasta Guanajuato estás  muy equivocado, en la Ciudad de México existe un lugar donde es posible admirarlas, nos referimos al Museo del Carmen. Aquí se encuentran 12 cuerpos momificados que fueron encontrados en las criptas del lugar en tiempos de la Revolución Mexicana por un pequeño ejército zapatista.

museo-del-carmen 1

En 1929, con el asesinato de Obregón, la Secretaría de Educación Pública formalizó la creación del Museo de El Carmen, que diez años más tarde pasaría a manos del entonces recién creado Instituto Nacional de Antropología e Historia. Hoy en día, este lugar se define como museo de arte sacro virreinal con una de las colecciones artísticas más importantes de la capital.

3. Plaza San Jacinto

Plaza San Jacinto

Lo ideal es que te lances a este lugar en sábado, ya que se instalan puestos donde diversos artistas exponen sus cuadros y por lo mismo se le conoce como Jardín del Arte. Alrededor de ella también puedes encontrar tiendas de antigüedades, restaurantes y cafeterías. Asimismo, los fines de semana se llevan a cabo eventos culturales para el entretenimiento familiar.

Plaza de San Jacinto 1

La historia de este lugar inició en el siglo XVII y perteneció a los condes de Oplaca. Ahora, es un centro de reunión donde se puede adquirir joyería de plata, sarapes, objetos de cuero, cerámica, madera tallada, flores de papel y otros materiales. Y si eres observador, en la misma plaza existe una placa conmemorativa dedicada al heroico Batallón de San Patricio.

4. Casa de antigüedades 

Casa de antoguedades

Sobre la calle de Plaza del Carmen # 25 se encuentra esta casa, la cual llama la atención, ya que se distingue porque pareciera que se encuentra abandonada, pero no es así. En ella se ubica una vasta galería de arte y antigüedades, entre los vecinos del lugar se manejan algunas leyendas sobre este sitio, una de ellas dice que esta fue la casa de descanso de Porfirio Diaz, otra historia dice que en el jardín se encuentra un motín de Chucho el roto.
5. Bazar de los sábados

Bazar de los sábados

El origen de este lugar se remonta a la década de los sesentas, cuando en una de las casonas que rodean la plaza de San Jacinto un grupo de artesanos y diseñadores mexicanos se reunieron para iniciar la venta de artículos decorativos de alta calidad elaborados en distintas regiones de nuestro país. Actualmente es un espacio de prestigio internacional.

Bazar de los sábados 1

Dentro de este bazar se encuentra el área de comida, la cual va desde platillos típicos hasta internacionales amenizados con música y en precios se ajustan a cualquier bolsillo.
 6. Museo casa del Risco 

Museo cada del Risco

Justo a un lado del bazar se encuentra el Museo Casa del Risco, monumento histórico del siglo XVIII que cuenta con una colección de arte reunida por Isidro Fabela. En él puedes apreciar tanto obras mexicanas como europeas de pintura, escultura, artes aplicadas y textiles. Además, cuenta con una sala de exposiciones temporales en la que se exhiben diversas expresiones artísticas. En su patio interior se encuentra el único ejemplar del ultra barroco mexicano, la monumental Fuente del Risco, también del siglo XVIII.

Fuente del Risco

En el edificio anexo al museo se pueden encontrar una biblioteca, el Archivo Histórico de la Revolución Mexicana, Archivo Personal de Isidro Fabela (de su época posrevolucionaria, como diplomático, internacionalista, gobernador del Estado de México y escritor), una fototeca y auditorio.

7. Iglesia de San Jacinto

San Jacinto

El convento de San Jacinto es una edificación del siglo XVI de la orden de los dominicos. Esta orden religiosa se erigió en el año de 1551 y la construcción del convento comenzó en 1564, poniéndose la última piedra en el año de 1614. Dejó de funcionar como convento en 1732 y quedó únicamente como parroquia con el nombre oficial de Iglesia de San Jacinto de Polonia.

San Jacinto 1

Fuera de la iglesia de encuentra un verde jardín, en el que puedes sentarte a descansar y desde ahí puedes apreciar una de las primeras cruces labradas en México en la cual se mezclan elementos cristianos y paganos.

8. Cantina la Camelia 

La Camelia

Esta cantina abrió sus puertas en 1931 y es la de mayor tradición en la zona. La decoración es muy sencilla con paredes pintadas en tonos beiges y en ellas se encuentran algunas fotografías antiguas del lugar, el ambiente es bastante tranquilo, la música de fondo es casi imperceptible, por lo que puedes platicar muy a gusto con tus acompañantes. Pero si quieres más diversión, una parte del edificio funciona como canta bar y en el segundo piso como antro, principalmente viernes y sábado por la noche.

9. Mercado de San Ángel 

MSA

Antes de despedirte no puedes dejar de visitar el mercado de la zona. Se distingue por su colorida fachada y la gran variedad de flores que se venden ahí, además cuenta con negocios de ropa, frutas, verduras, entre otros, y un área de comida para todos los gustos y a buen precio.

(Fotos: Dulce Ahumada/MXM e INAH)