Libros pa’ la banda

¿De qué sirve que haya libros maravillosos que se quedan arrumbados en un estante, hojeados una vez y haciendo bulto por el resto de su existencia? Esto inquietaba a Macarena Hernández, Mauricio Marcín, Maru Calva y Jerónimo Ruedi, cuatro entusiastas del arte en sus más variadas expresiones. Les daba pesar no poder compartir sus libros con más gente, porque ninguno de ellos era celoso del conocimiento, ni del goce que estos títulos les había otorgado. Por eso se les ocurrió abrir una pequeña biblioteca, donde sus colecciones privadas se volvieran acervo al alcance del público. Así nació Aeromoto, dentro de un local chiquitito de una breve y angosta calle de la colonia Juárez, con libreros y mesas atiborradas de material de consulta.

Aquí hay libros de arte, diseño, fotografía y arquitectura, además de ficción, ensayo, teatro y poesía. También se encuentran fanzines, revistas especializadas, libros-objeto y material inclasificable. A los acervos de los fundadores se han ido sumando donaciones y nuevas adquisiciones. ¡Y discos! La mayor parte de las obras disponibles son de sellos independientes y/o de tirajes limitados, títulos descontinuados o difíciles de conseguir en México.

Lo único que necesitas para echarle un ojo a las obras disponibles, es ir y agarrarlas (con cuidado, no hay que ser). Pero también hay un sistema de membresías para llevarte material en préstamo a tu casa.

Los pocos metros cuadrados disponibles se aprovechan para hacer eventos: desde conversatorios y presentaciones de libros, hasta lecturas de poesía experimental, además de talleres. Y enfrente del local, en el espacio donde normalmente había un coche estacionado, acondicionaron una terracota con plantas y sillas. Esto al principio sacó muchísimo de onda a los vecinos, porque qué es eso de arrebatarle espacio a los automóviles, pero ahora todo está tranquilo.

A casi cuatro años de su apertura, Aeromoto ha conseguido sobrevivir mediante apoyos del Fonca, del Museo Jumex y de la gente. Sigue siendo un lugar inesperado y medio secreto, pero ya ha generado comunidad y está en espera de muchos nuevos lectores.

Aeromoto está en Venecia 23, en la colonia Juárez. Abre de martes a viernes de 12:00 a 19:00 y los sábados de 11:00 a 15:00. Son muy activos en Facebook (/aeromotomx) y ahí puedes enterarte de sus eventos.

Compartir
Artículo anteriorChili’s, las favoritas de muchos
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.