Lo bueno y lo malo de tener roomie

Apenas entraste a la vida laboral, ya ganas tus primeros pesos y en lo único que piensas es en salir de tu casa y rentar tu propio depa, pero seamos sinceros, en la Ciudad de México difícilmente te alcanzará para pagar algo tú sólo, por lo que siempre la opción es un roomie.

 

ESTO TE PUEDE INTERESAR: PARA TACOS DE GUISADO, “LOS CALLEJEROS” DEL CENTRO

Y sólo para que te des cuenta de cómo anda el panorama, un estudio realizado de Dada Room sobre la tendencia de compartir departamento en México reveló que 23 por ciento de los encuestados que viven con roomies tiene más de 30 años, incluso cuando la mayoría se independizó a los 23.

Sí, es cierto que compartir depa te ahorra una lana, sin embargo, ¿vale la pena hacerlo durante los treinta y tantos? Es una decisión personal, pero es importante tomar en cuenta lo bueno y lo malo:

Lo bueno 

Ahorro 

032.17062014

No importa la edad, siempre vas a ahorrar: vivir con roomies permite reducir el monto promedio dedicado a la renta en 24 por ciento, esto ayuda a no gastar más del 30 por ciento de los ingresos en renta, tal como recomiendan los expertos en finanzas personales.

La experiencia de un treintón 

Friends Hanging Out and Reading Magazine

Compartes experiencias enriquecedoras: dicen que un “treintón” tiene muchas anécdotas para contar y compartir. Este tipo de interacciones con los roomies no sólo ayudan a sobrellevar el estrés del trabajo, también pueden generar ideas de nuevos negocios u oportunidades profesionales que no se tenían contempladas.

Ya no llegas tarde 

flexibilidad-laboral

Puedes vivir cerca del trabajo: compartir departamento es una buena forma de poder costear la renta de un departamento con ubicación conveniente y sin tener que pagar mucho, otra de las ventajas es que podrás llegar a tiempo a tu destino.

Lo malo 

No conoces a tu roomie 

que-son-los-roomies-y-como-elegir-700x438

Encontrar al roomie perfecto es complicado: Buscar un buen candidato para compartir departamento ahora es más fácil que antes; sin embargo, después de los 30 las expectativas y las preocupaciones cambian. Debes invertir tiempo en encontrar a alguien (o varios) con una solvencia económica como la tuya y una capacidad sólida de pago.

Ya no hay privacidad 

roomies 1

 

La privacidad no es la misma: ¿Una noche romántica con tu pareja? Suena bastante complicado con compañeros de departamento que viven con diferentes horarios y actividades. Después de los 30, la privacidad que buscas es mayor, y vivir con roomies definitivamente requiere una mejor organización y sincronización.

Gatos excesivos 

banner_romper-cochinito-600x400

Puedes malacostumbrarte a gastar: si no organizas y monitoreas tus gastos al vivir con roomies, puedes, sin darte cuenta, caer en un un tren de gasto que no es el que corresponde a tus ingresos. Los expertos recomiendan construir un fondo de emergencia de entre 3 y 6 meses del ingreso, pero si estás malacostumbrado, será más difícil lograrlo cuando vivas completamente solo.

ESTO TE PUEDE INTERESAR:YA HAY DÍA POKÉMON EN LA CDMX Y ASÍ LO PUEDES CELEBRAR

En todo momento, compartir departamento es una alternativa eficiente para ahorrar dinero, pero hay que estar conscientes de las reglas de convivencia, el manejo de los gastos y sobre todo, de las limitaciones a las que te puedes enfrentar viviendo en “el tercer piso”. La decisión es tuya.

(Fuente: Dada Room/Foto: Pixabay)