Ciudad de necios | Chilangos de primera y de tercera

Nacho Lozano escribe hoy sobre los diputados faltistas de la ALDF y el agrio fin de las vacaciones
CIUDAD DE MÉXICO, 30MARZO2017.- Por segundo día consecutivo y a falta de quórum, se suspendió la sesión ordinaria en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), en donde sólo acudieron 33 de los 66 diputados.El diputado Iván Texta Solís, pidió al presidente de la mesa directiva, descontar el día de dieta a los legisladores faltistas y citaron para el día 04 de abril del año en curso, para reanudar las actividades correspondientes. FOTO: CARLOS MARURI / ALDF /CUARTOSCURO.COM

No solo les damos trabajo y les pagamos muy bien por hacer muy mal su chamba (salvo excepciones), sino que somos tan necios que seguimos votando por ellos

Es una sensación agria la del regreso de vacaciones. Y es porque nuestros días de descanso terminaron tan rápido como se le acabaron al pinche de Javidú. También lo es por el sabor agrio que tienen los estados de cuenta de las tarjetas y sentir que desembolsamos como si tuviéramos los ocho millones de pesos que la esposa de Javidú gastaba de shopping con un solo tarjetazo.

Lo agrio también es saber que para cualquier chilango mortal las vacaciones no duran para siempre y que, si hay quien decida tomarse otro día de descanso, se atendrá a la consecuencia del descuento en su quincena.

Pero bueno, eso le pasa a los chilangos de segunda, tercera, cuarta o quinta. A los chilangos de primera que cobran como diputados en la Asamblea Legislativa de esta ciudad, la vida siempre les sonríe.

Al periódico Reforma se le ocurrió preguntar, vía transparencia, por qué fregados los diputados faltan. Y si cuando faltan cobran por sus vacaciones extras. Pues sí, sí cobran, porque no les descuentan las ausencias y sus justificaciones son de risa loca.

A continuación, cito el reporte de Dalila Sarabia: “Le solicito de manera atenta, me sea justificado este día debido a que me encontraba indispuesta”, fue lo que escribió en una hoja membretada (de su propia oficina) la diputada Juana María Juárez, de Morena, el 14 de octubre de 2015; pero también faltó el 20 de octubre de 2015, el 30 y 31 de marzo y el 29 de abril del año pasado.

De los 94 justificantes de los diputados que referían complicaciones de salud, solamente 17 están acompañados por recetas médicas, como lo exige el artículo 24 de la Ley Orgánica de la ALDF.

José Alberto Benavides, único diputado del PT y quien encabeza la lista de faltistas, ha recurrido a uno de los argumentos más comunes: tenía otras actividades que hacer. En 95 listas oficiales de asistencia se confirmó que el petista ha sumado 30 faltas de septiembre de 2015, cuando inició la Séptima Legislatura, a marzo de 2017. Es decir, falta una de cada tres veces a trabajar al Pleno.

Citlalli Hernández, de Morena, sumó 21 faltas y Juana María Juárez otras 21. Abril Trujillo, del PES, 26 inasistencias. Mariana Moguel, 24 faltas. Adrián Rubalcava, 23.

Aquí termino de citar la nota. Cabe decir que en ningún caso se registró la falta y menos se realizó el descuento correspondiente de 2 mil 400 pesos por el día no laborado.

¿Y si ustedes lo hicieran así en sus trabajos? Cuéntenme cómo les iría, ¿va?