El pakistaní que dejó su país pero no su comida

A sus 20 años, Riaz Ahmad Siddiqui decidió dejar Pakistán para acompañar a su hermano diplomático, que empezó a trabajar en la Embajada de México, en 1986. Riaz emigró al no poder estudiar gastronomía, porque sus padres querían que se dedicara a la ingeniería.

La Ciudad de México le pareció tierra fértil para realizarse como chef y sin un expertise abrió una fondita en Anzures, la cual se transformó en el restaurante Tandoor.

Su principal reto fue encontrar los ingredientes para crear sus platillos, pero, con ayuda de su hermano, pudo recorrer algunos países para conseguirlos. Actualmente, 60% de sus ingredientes provienen de EUA, mientras 40% son de origen nacional.

tandoor-05

El mayor prejuicio que tenemos es que la comida de Medio Oriente puede resultar pesada para el estómago, pero el mole está preparado a base de chiles y una gran variedad de especias. Así que arriésgate a probar el platillo principal del chef Riaz, el Chicken Tikka Masala, pollo marinado con especias como cúrcuma, páprika y jengibre, asado en un horno de barro y bañado con una salsa de de curry cremoso.

Para rematar, prueba uno de sus postres, te recomendamos el Gulab Jaman, bolitas de queso en miel y cardamomo.

A la fecha, Tandoor ya tiene dos sucursales, la de Anzures cumplirá 30 años la siguiente semana. Riaz no sólo logró realizarse como chef, también creó su marca, Shan, que vende arroz y curry.

Compartir
Artículo anteriorLa absurda tarea de escribir
Artículo siguienteCrucigrama 27 de Septiembre 2016
Sinaloense radicado en el DF. Escritor de clóset y periodista destapado. Una vez le dio la mano a Fernando del Paso y se considera amante de los tacos de canasta y la cerveza.