Porfirio Díaz revive en una novela gracias a Pedro J. Fernández

Pedro J. Fernandéz es el autor de Yo, Díaz, una novela sobre el polémico dictador mexicano

Pedro J. Fernández, amante de la historia, es la mente detrás de @DonPorfiriodiaz, cuenta de Twitter que hasta la fecha suma más de 180 mil seguidores

El dictador más conocido de México tiene una gran cantidad de seguidores. O al menos eso parece en Twitter, donde el político escribe lo que él haría en estos tiempos. Pero, ¿quién está detrás de la cuenta? Pedro J. Fernández es un joven escritor que estudió Ingeniería en Computación y Electrónica. Es un apasionado de la historia y de Porfirio Díaz, lo cual se ve reflejado en su nueva novela, titulada Yo, Díaz, y que acaba de ser publicada por Grijalbo.

¿Por qué escogiste a Porfirio Díaz?

Es una figura muy compleja. Estuvo tanto tiempo en la luz nacional que al final su vida se mezcla con la historia del país, y porque tenemos un trauma histórico con él. Creo que es importante entenderlo en todas sus facetas, en todos sus puntos biográficos, lo que hizo bien, lo que hizo mal, y así podemos comprender el México del siglo XXI.

¿Cuál es tu visión sobre él?

Es una persona que llegó al poder con méritos militares y políticos, que recibió aplausos, que gobernó de acuerdo con su ideología, pero que envejeció en el poder y que no se dio cuenta de que el país había cambiado. Al final tuvo una gran obra, pero fue el gran destructor de ella.

Pedro J. Fernandéz es el autor de Yo, Díaz, una novela sobre el polémico dictador mexicano

¿Cuál fue el proceso que seguiste para escribir esta novela?

Documentarme. Leer todo sobre él: cartas, memorias, ensayos a favor y en contra; crónicas de Oaxaca, Puebla y Ciudad de México, que son las principales ciudades donde estuvo, todo para re-
construir una manera de pensar. Ponerlo 
en su ambiente histórico, político y social, y que pudiera vivir como una persona con una faceta personal, militar, política, familiar y sexual que abarcara a un Porfirio Díaz completo, desde que nace en Oaxaca hasta que muere en París.

¿Por qué decidiste pasar de la cuenta de Twitter a una novela histórica?

Quería escribir una novela que abarcara toda su vida. Que fuera compleja como él. No existe un libro que abarque toda su vida. Las que tenemos son muy cortas, casi ensayos, o solamente toman una parte de su vida, casi siempre un pedacito de su gobierno. Pero yo quería abarcar todo. Que pudiéramos vivir al Porfirio Díaz de Oaxaca, al militar, al presidente. Que pudiéramos entender cómo fue su caída y cómo se sintió en París. 

¿Cuál es el límite entre realidad y ficción?

Yo creo que Porfirio Díaz era como lo describo en el libro. La parte de ficción entra mucho más con las licencias dramáticas; es decir, sabemos qué dijo, cómo actuó en determinado momento, pero, desde el punto de vista del personaje, yo tenía que explicar dónde sucedió este hecho histórico y asumirlo desde un modo personal. Hay que explicar un contexto, cómo lo vivió, por qué tomó cierta decisión, qué sucedió después. Es entrar en la piel del personaje de una forma dramática sin cambiar los hechos.

Novela histórico Yo, Díaz, contada en primera persona por el dictador

¿Crees que esta novela ayude a cambiar la visión que tenemos sobre él?

Sí, los lectores van a ver a un Porfirio Díaz muy humano, un personaje que sintió, que sufrió los costos políticos y los costos personales de las diferentes partes de su vida. Y podrán asomarse al siglo XIX a través de sus ojos.

Yo, Díaz va por su segunda reimpresión, ¿a qué se lo atribuyes?

A que es un personaje muy vigente: sigue levantando pasiones políticas e históricas. Sigue siendo clave para entender a Benito Juárez y la Revolución mexicana, que también tenemos tan presentes. Siempre volvemos a él, ya sea para condenar algo que hizo o para festejar o llorar. Y la verdad es que no lo conocemos realmente como fue, entonces, cuando tenemos la oportunidad de adentrarnos en su vida, la gente toma el vuelo y se avienta en ella. Hay un genuino interés de los mexicanos por conocer a Porfirio.

¿Crees que actualmente tengamos a alguien en el poder parecido a él?

Yo creo que no hay. De los políticos actuales no hay nadie que quiera tanto a México o que tenga tanta maña, para bien o para mal, para lidiar con las diferentes fuerzas políticas y enfrentar el tipo de decisiones que él tuvo que tomar.

Pedro J. Fernández maneja la cuenta de Twitter de don Porfirio.

Si tuvieras que escoger a un personaje actual para hacer una novela, ¿quién sería?

A Carlos Salinas. Creo que ha sido el gran villano de los últimos años y quizá sería interesante comprender de dónde vino, su historia personal y política, y por qué tomó ciertas decisiones cuando llegó a asumir el poder. Por qué gobernó de la forma en que lo hizo, qué es verdad de los mitos que se dicen sobre él y qué no… Debe de ser un hombre muy interesante de estudiar.

¿Crees que Porfirio se veía a sí mismo como un dictador?

Yo no creo que se viera como un dictador, pero entendía que los demás lo vieran así. Comprendía por qué y, de hecho, rechazaba el nombre. Él decía que la única forma de gobernar era como él lo hizo. Rechazaba por completo la dictadura que creó.

(Fotos: Lulú Urdapilleta y cortesía)