¿Por qué no puedes cambiar el garrafón de agua?

Sí, sabemos que cambiar el garrafón del agua es tan difícil como acabar tu tesis —porque nomás te haces menso y buscas pretextos para no hacerlo—, pero bueno, ¿por qué se te complica tanto? Seguro te pasa alguna de estas cosas.

Captura de pantalla 2016-08-16 a la(s) 11.12.11

Compartir
Artículo anteriorEl punk de las letras mexicanas
Artículo siguienteTres eventos gratuitos en medio de la semana
Sinaloense radicado en el DF. Escritor de clóset y periodista destapado. Una vez le dio la mano a Fernando del Paso y se considera amante de los tacos de canasta y la cerveza.