El rey del barrio

Para los fans de los lugares peculiares y con onda; para los amantes del café, los drinks, las galerías de arte y para los admiradores de Tin Tan, ésta casona será una parada obligatoria.

Todo comenzó con el capricho de tres amigos, el pintor Mario Fernández, el politólogo Luis Gerardo Ruelas y el antropólogo Juan José Sánchez, que querían el centro cultural pero divertido, entre galería, café y bar, con el que siempre habían soñado. Discutiendo cómo le iban a poner, eligieron homenajear a Germán Valdés Tin Tan y todo lo que la imagen del actor—y su personaje— representa: ser buena onda, noble, aventado, revoltosos y contestatarios. Un estilo de vida al que ellos bautizaron tintanismo.

Como orgullosos chintololos, encontraron el local perfecto: una casona porfiriana, típica de la majestuosa Avenida Azcapotzalco. Uno de esos inmuebles que ha sobrevivido a la depredación inmobiliaria y que, con un proyecto así, dan todavía más ganas de cuidar. Un espacio que se ha convertido en el rey del barrio.

El Tintanismo ya va para diez años y es una institución en el barrio. Los artistas locales lo usan como foro —aunque no le hacen el feo a nadie que venga de otra parte de la ciudad—. Hay clases de danza, presentaciones de teatro independiente, lecturas, proyecciones de cine y música de todos los géneros. En las paredes, muestras de arte y fotografía. Todo esto se complementa con memorabilia y fan art sobre Tin Tan y sus películas. Por el ambiente, la zona, la camaradería y la amabilidad, uno siente que está fuera de la ciudad.

La especialidad son los cafés, con o sin piquete, que tienen nombres como “Niño de pecho”, “Calabacitas tiernas” o ‘“Mátenme porque me muero”. La carta de coctelería incluye creaciones como “La Pasión de Don Germán”, vino tinto con fresa natural; el “Tuntunaso”, con licor de chamoy, tequila y refresco de toronja, o el “Vitola”, de vodka con licor de frutas. Incluso tienen su propia cerveza, ¡está buenísima! Y a veces tienen mezcalitos artesanales muy bien escogidos.

En una esquina hay un perchero con sombreros y sacos que podrían ser parte del vestuario de una película del “Pachuco de oro”. Sin embargo, no son ambientación: Juan José –el socio que siempre anda por ahí– explica que son suyas y que ya no caben en su casa.

El Tintanismo está en Avenida Azcapotzalco 451, en la colonia El Recreo, Azcapotzalco. Abre de lunes a miércoles de 17 a 23 h, los jueves de 17 a 00 h, viernes de 17 a 02 h, sábado de 17 a 01 h, domingo de 17 a 22 h.

 

Compartir
Artículo anteriorMacarrones franceses en la CDMX
Artículo siguienteEdición impresa: 12/11/2016
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.