Estas tortas de chilaquiles son el sueño de todo godín

Las tecolotas más ricas de la ciudad están aquí: pan artesanal, chilaquiles con salsa morita, verde o de cilantro, cecina, milanesa, longaniza y chicharrón le darán un giro distinto a tu vida de oficina

“Porque los Godínez también pueden disfrutar del turismo gastronómico nacional” es el lema de El Godínez, un food truck donde vas a redescubrir algunos platillos característicos de México.

Los dueños entendieron muy bien las necesidades alimenticias de miles de godínez y le dieron un giro a los platillos de cajón de los oficinistas para perfeccionarlos: tecolotas (tortas de chilaquiles), guacamayas (tortas de chicharrón con aguacate) y guajolotas (tortas de tamal, sólo en eventos especiales).

Hace dos años le dieron vida al proyecto de concretar el food truck, mismo que de inmediato se ganó un lugar en el corazón de los oficinistas de Arboledas, y en la Guadalupe Inn, en la colonia San Ángel Inn, territorio godínez.

Para empezar a mover la mandíbula, te recomendamos 100% La tecolota suiza. Viene con bolillo integral artesanal, una base de frijol refrito, chilaquiles en salsa suiza (salsa verde cremosa), tiras de milanesa de pollo y una costra de queso manchego, ¿a poco no empezaste a salivar?

Otra de las joyitas culinarias que te encuentras en este camión es La morelense, hecha con chilaquiles en salsa verde al cilantro, queso cotija, base de frijol refrito, cecina de Yecapixtla —no por nada es morelense— y crema; su gama de sabores hacen de este platillo uno de los más buscados por los hambrientos oficinistas.

1

Otra imperdible es La torera, que trae chilaquiles bañados con salsa morita y encima el campechano (una combinación de chicharrón, longaniza y cecina, la pura sabrosura).

La guacamaya tiene una base de guacamole, pico de gallo y chicharrón. También tiene una salsa de chile de árbol, cuya receta es secreta y deliciosa.

Las tortas son características no sólo porque están hechas con panes artesanales, sino porque cada una trae el sello godín (sí, un sello hecho con calor, como las marcas de la parrilla, con la forma de la letra G).

Si de plano tu amor por la comida corrida ya está muy arraigado, pide una tecolota, ya que incluye agua con refill y, lo mejor, con $55 la armas.

Este camión de comida lo encuentras todos los fines de semana en el Parque de los Venados, de 10 a 17 h.