Las pasiones de Cristo, según Scorsese

Martin Scorsese, reconocido por dirigir clásicos contemporáneos como Taxi Driver, Raging Bull y Goodfellas, estrenó en 1988 The Last Temptation of Christ. Es muy probable que la censura que tuvo en varios países haya obstaculizado el reconocimiento que merecía; de hecho, casi tres décadas después de su estreno, la película aún no es bien vista por ciertos sectores sociales.

El actor Willem Dafoe interpreta a Jesucristo desde un ángulo muy humano: se trata de un hombre con miedos, incertidumbres y deseos, que construye su propio camino (lo cual se reafirma en algunas escenas oníricas, cargadas de simbolismo y fuerza).

En el momento de la crucifixión, un ángel andrógino le dice a Jesucristo que su sacrificio no es necesario y lo persuade para que tenga una vida como la de cualquier otro hombre. Sin embargo, al final de la historia el Mesías encuentra su propia redención.

THE LAST TEMPTATION OF CHRIST
Estados Unidos, 1988.
De Martin Scorsese, con Willem Dafoe, Harvey Keitel y Barbara Hershey.
La encuentras en: www.play.google.com