Timedance estrena noche en Terminal

Hace un par de meses, el sello inglés Timedance publicó el disco colectivo Patina Echoes.

Fue todo un acontecimiento por varias cosas. Primero, porque se trataba de la primera compilación editada por el sello que llamó la atención desde su nacimiento, allá por inicios del 2015, gracias a la publicación de música con intensas ambiciones de futuro.

También entusiasmó su llegada por tratarse de una colección de tracks de artistas que estaban fuera del radar para muchos —Cleyra, Bruce, Metrist, Ploy, Nico (otro alias del mexicano White Visitation)…— y porque quien estaba detrás de esa selección de artistas y sonidos era Batu, artífice de Timedance y quien había conseguido en unos cuantos meses convertir al sello en referencia internacional.

Se ha dicho incluso que Batu, su sello y sus fiestas llegaron para iluminar la escena electrónica de Bristol. ¿Cómo lo ha hecho? Con un impulso abiertamente innovador, abiertamente futurista en lo sonoro, que ha dado como resultado un acercamiento fresco al techno. “Hay un montón de música bailable que retoma elementos del pasado, tanta que ya se volvió aburrida”, ha dicho en alguna entrevista.

Patina Echoes ya se coló a varias listas con lo mejor de la música editada en lo que va del 2018, y sugiero su escucha como un aperitivo para una fiesta que sucederá el fin de semana.

El sábado se inaugura en Terminal (Bolívar 20, Centro Histórico) la residencia del sello; cada cuatro meses, más o menos, Batu se encargará de escoger productores que estén haciendo música emocionante. Para estrenar esta residencia, Batu prometió un set de tres horas. Tocarán también Nico, por Timedance; Practice, por Ensamble, y Cami, DJ residente de Terminal. ¿Van o se quedan?