Comer, beber y comprar cacao

El cacao quiere conquistarnos

Ilustración: Emilia Schettino
Esta semilla ancestral tiene cada vez más presencia en nuestra vida. Aquí, algunos lugares donde encontrarás todo tipo de productos hechos con este fruto de dioses

¡Cacao, oro moreno que México le regaló al mundo! Nos hemos olvidado de consumirlo en su forma pura. No es lo mismo comer chocolate que cacao. El segundo es considerado un superalimento lleno de nutrientes y el chocolate es un dulce procesado. Recientemente, cafeterías y chocolaterías chilangas decidieron darle más peso a este fruto de los dioses y han explorado su consumo en distintas maneras, no solo en bebidas tradicionales como el tascalate, sino en postres, bombones e incluso algunos platillos salados.

La ritualidad del cacao

Durante la época prehispánica, el cacao tenía un gran valor porque su uso era ceremonial; por ejemplo, en bodas reales o celebraciones de victorias militares. Desafortunadamente, el “oro moreno” ha perdido en la actualidad su aura ritual. Según Olga Shaden y Patricia Franco, chocolateras y dueñas de Oscuro Puro, “el cacao nos pertenece como cultura ancestral y está en nosotros como mexicanos rescatarlo y darle su lugar; además, el cacao en todas sus versiones es un apapacho, genera endorfinas que te hacen sentir feliz”.

El cacao a tu alcance

Hay lugares en la ciudad que quieren retomar al cacao como alimento. Para tener ese apapacho cálido visita los siguientes lugares.

Oscuro Puro. Este pequeño local que opera como tienda-cafetería busca crear comunidad en torno al cacao. Barras, bebidas, galletas y semillas a granel son algunos productos que podrás degustar in situ o llevarte a casa. Sigue las recomendaciones de las experimentadas chocolateras, pero asegúrate de probar su Xocolatl Picante: leche, mezcla de chiles, miel de abeja, vainilla de papantla con 100 por ciento de cacao. ¡Una bebida rarísima y deliciosa! Si eres vegano, hay una opción para ti: el chocolate vegano, con 80 por ciento de cacao, leche de almendras y miel de agave.

Guanajuato 138, Col. Roma Norte, martes a domingo de 9:00 a 19:00, $200

La Rifa. Al sur de la Ciudad de México se encuentra esta pintoresca y acogedora chocolatería. El cacao puro que utilizan aquí lo traen de Cunduacán, Tabasco, y Pichucalco, Chiapas. Una de las muchas monerías del lugar es que puedes pedir tu chocolate en jícara —como se bebe de forma tradicional—, ya sea frío o caliente, con agua o con leche y con el porcentaje de cacao que gustes. En el menú de postres hay brownies, tartas de chocolate amargo o dulce, conchas y tamales de cacao y chocolate.

Ignacio Allende 45, Barrio del Carmen, lunes a jueves de 10:00 a 22:00, viernes a domingo de 10:00 a 23:00, $100

MUCHO Museo del Chocolate. Es el único museo dedicado al cacao en la ciudad, que te ofrece una experiencia inmersiva en la historia de este bello fruto. Después del recorrido remata en su tienda de regalos, donde hay barras, trufas, bebidas en polvo, molinillos y demás cosas para llevarte un pedacito de historia a casa. Si tienes tiempo, siéntate en su cafetería y disfruta de sus panes, pasteles y tamales acompañados de una bebida de chocolate o una fresca agua de horchata con cacao, ¡una verdadera gloria!

Milán 45, Col. Juárez, lunes a domingo de 9:00 a 19:00, $100

Kakaw & Topeli. Su lema es “El cacao va más allá del chocolate”. Lo prueban de la mejor manera con sus productos gourmet que demuestran que esta semilla puede integrarse a cualquier platillo, dulce o salado. La lista de productos es corta, pero interesante. Encontrarás, por ejemplo, aceite de oliva infusionado, sazonadores para carne, mariscos o verduras y diferentes mezclas de especias hechas a base de cacao. También ofrecen botanita, como cacao caramelizado, nibs y cremoso de cacao para untarlo en todo lo que comas.

Puedes comprar en línea a través de la página kichink.com/stores/kakawtopeli

Kuxtal. Acabaron con el cliché de la cajita de bombones de siempre. La belleza de los que ellos hacen radica en que tienen base de cacao puro y cada uno cuenta una historia diferente a través de los sabores y las formas de los bombones que son casi miniesculturas. Encontrarás de tamarindo, mango al vodka, mamey al tequila, plátano, pera y pimienta rosa, piña colada, tascalate, cardamomo, mole, anís con bugambilia, chiles… Y si estos sabores no te sorprenden, quizá lo hagan los de tortilla tatemada, flores, zanahoria, sake y jengibre, sandía con chapulines y mezcal y aguacate con queso cotija.

Isabel la Católica 67, Centro Histórico, martes a jueves de 11:00 a 19:00, viernes y sábado de 11:00 a 20:00, domingo de 11:00 a 19:00, $80 caja de 6, $140 caja de 12, $360 caja de 36

Central Cacao. Aquí reúnen varias propuestas de productos de cacao de todo México. Hay aproximadamente 20 marcas diferentes que ofrecen barras de chocolate, chocolate en polvo, semillas de cacao, cocoa, chocolate untable, manteca, licores, productos de cuidado personal y hasta moldes para que te animes a crear tus propios bombones. También tienen bebidas y alimentos preparados al momento.

Campeche 51, Roma Sur, lunes a viernes de 11:00 a 19:00, sábado de 10:00 a 17:00, domingo de 11:00 a 15:00