Síguenos:
11/10/2021
HomeEspecialesLa Fórmula 1 vuelve a la CDMX

La Fórmula 1 vuelve a la CDMX

El mexicano Sergio Pérez tiene la ilusión de terminar entre los tres primeros lugares de la carrera y festejar en casa

El Campeonato Mundial de Fórmula 1 es la máxima competición de automovilismo que dirige la Federación Internacional del Automóvil (FIA), un organismo creado en 1904 y que tiene sede en París. Para ser el mejor, cada piloto debe obtener en cada carrera —denominadas Gran Premio— la mejor puntuación.

En 2020, Lewis Hamilton logró su séptimo título mundial con la escudería de Mercedes. Aunque hubo menos carreras debido a la pandemia de COVID-19, el británico obtuvo 347 puntos, dejando en segunda posición a su compañero de equipo, el piloto finlandés Valtteri Bottas.

La edición de este año consta de 22 carreras y la increíble noticia es que el Autódromo Hermanos Rodríguez se encargará una vez más de albergar el Gran Premio de México este domingo 7 de noviembre. Por fortuna, la capital del país se encuentra en color verde del semáforo epidemiológico, por lo que no habrá restricción en el aforo.

En este evento, el piloto jalisciense, Sergio Pérez, buscará quedar dentro de los tres primeros lugares de la carrera y festejar en casa.

“Con mucha ilusión, han sido dos años sin estar en México, y con muchas ganas de estar con la afición. Seguramente ahora con una oportunidad de ganar, va a ser un fin de semana muy especial”, dijo en septiembre pasado en conferencia previa al inicio del Gran Premio de Italia.

Cabe mencionar que el pasado 10 de octubre, el piloto de Red Bull volvió a subir al podio en el Gran Premio de Turquía. Disputó de una manera brillante el tercer lugar en el Circuito de Estambul, opacando por mucho al británico Lewis Hamilton, quien finalmente se quedó con el quinto puesto.

De proyecto de tesis a Autódromo

Este recinto se encuentra en el complejo deportivo Magdalena Mixhuca, al oriente de la Ciudad de México. En 1955, Óscar Fernández Gómez Daza debía titularse de la carrera de Ingeniería Civil en la UNAM, por lo que presentó un proyecto de tesis que consistía en el diseño y construcción de un autódromo en la capital.

De acuerdo con algunos medios, en la presentación de la investigación “Pista de Carreras Gran Premio de México” estaba Gilberto Valenzuela, entonces secretario de Obras Públicas del Distrito Federal. Se dice que, tras consultarlo con el presidente Adolfo López Mateos, el funcionario puso en marcha la construcción del autódromo en 1959.

El nombre fue establecido en 1973, en homenaje a dos pilotos mexicanos que dejaron huella en el automovilismo profesional tanto a nivel nacional como internacional. Se trata de Pedro y Ricardo Rodríguez, conocidos como los famosos hermanos Rodríguez.

Pedro nació en 1940 y Ricardo dos años después. Desde muy jóvenes, cada uno comenzó a participar en distintas competiciones de ciclismo y motocicletas hasta que ambos consiguieron su debut en el automovilismo internacional en 1957; en el circuito de Riverside, en California, el primero condujo un Ferrari 500TR, mientras que el otro un Porsche RS.

Sin embargo, la muerte los frenó a ambos en diferentes eventos. Ricardo Rodríguez, “El muchacho de oro”, murió en el Gran Premio de México, en 1962. Los medios de esa época señalan que el Lotus 24 con motor Climax que conducía se impactó contra el riel de la famosa curva peraltada del circuito.

“¡Que se haga cuanto aconseje la ciencia médica para salvarlo!”, ordenaría el presidente López Mateos luego de que su secretario privado le informara sobre el accidente.

Nueve años después —el 11 de julio de 1971—, su hermano Pedro Rodríguez, conocido en el mundo de Fórmula 1 como “El ojos de gato”, murió en las 200 millas de Norisring, una carrera poco importante de Interserie en Núremberg, Alemania, a bordo de su Ferrari 512M.

Fue en la vuelta 11, y a una velocidad de 280 kilómetros por hora, cuando se estrelló con un muro de contención hasta que su auto se incendió. Aunque el personal de seguridad lo trasladó al hospital más cercano, Pedro Rodríguez murió a causa de las heridas y quemaduras.