Museo Trick Eye: una trampa para el ojo

Si viste Mary Poppins, probablemente recuerdas cómo era capaz de entrar en una pintura y ser parte de ella… En el Museo Trick Eye, eso es posible. Con ayuda de la realidad aumentada y pinturas tridimensionales puedes ser parte de todas las obras de este recinto.

En este lugar no encontrarás las rigurosas reglas de otros museos, como “no gritar” o “prohibido tomar fotos”. Aquí, eso es cosa del pasado, porque la experiencia solo cobra sentido con la participación activa de los visitantes, quienes tienen una enorme libertad sobre las piezas expuestas.

De Seúl a la CDMX

El Museo Trick Eye nació en 2010. Con su primera sede en Seúl, Corea del Sur, surgió con la promesa de ser el primer museo de realidad aumentada en el mundo. Desde entonces se ha encargado de expandir su legado por todo Asia, poniendo museos en China, Tailandia, Singapur y Hong Kong. Pero ahora, ocho años después, ha decidido abrir sus horizontes y poner su décima sede en la Ciudad de México. Esta no solo es la primera en este continente, sino que también es la primera que ponen fuera de Asia.

¿Pero por qué en México? Micaela Moon, presidenta de Trick Eye de México y Latinoamérica, mencionó que los mexicanos tenemos un valor muy particular: nos encanta aprovechar nuestros ratos libres para estar con la familia y amigos, y eso se adapta a la perfección con la promesa del museo. Además, a decir de Manuel Castellanos, director de Estrategias y Finanzas del museo, “las familias mexicanas disfrutamos tomar fotos y videos en todo momento y en todo lugar”.

Arte tradicional y nuevas tecnologías

Lo más impresionante del Museo Trick Eye es que su exhibición no solo se basa en el uso de la realidad aumentada. De hecho, si visitaras el lugar sin hacer uso de esta herramienta de todas maneras te sorprenderías. Cada pieza de la exposición está realizada con la técnica pictórica trompe l’oeil o trampa para los ojos. Este procedimiento consiste en engañar a la vista con el uso de ilusiones ópticas realizadas con pinturas tridimensionales, las cuales cuentan con un enorme realismo.

Sin embargo, para que los volcanes, mares y criaturas prehistóricas cobren vida se hace uso de la realidad virtual. Lo mejor de todo es que cualquiera puede acceder a ella pues los visitantes solamente necesitan descargar la app TrickEyeAR (disponible tanto para Android como para iOS) en su smartphone o tablet y podrán ser partícipes de esta experiencia en movimiento.

Lo que hace perfecta esta combinación es que se crea un museo que todos pueden disfrutar. Se trata de acercar el arte a la gente y la mejor manera de hacerlo es que los visitantes se vuelvan los protagonistas de todas las piezas.

“Invitamos a todos a que vengan a tocar las obras, a entrar en los cuadros, a subirse en las esculturas y a que tomen fotos y videos, y si es necesario, hasta a echar el grito”, comentó Micaela Moon sobre la importancia de la participación de los visitantes.

Del fondo del mar a la selva

El Museo Trick Eye México ya destaca sobre las demás sedes por tener un espacio de 1,800 m2, los cuales lo convierten en la sede más grande de todas. El lugar cuenta con más de 95 piezas con las que las personas pueden interactuar. Estas se encuentran distribuidas en seis zonas temáticas:

Aqua Zone. Míticas leyendas marinas se despliegan ante tus ojos en esta zona. Verás hermosas sirenas, dragones marinos y toda clase de criaturas del fondo del mar.

Masterpiece Zone. Los amantes del arte se deleitarán con esta zona que reinterpreta algunas de las obras más famosas del mundo. Aquí podrás ver cómo La noche estrellada, de Van Gogh, o El grito, de Edvard Munch, cobran vida ante tus ojos. Pero no olvides que lo más importante es que tú serás el protagonista de las piezas.

Zona de invierno. Si nunca has visto la nieve o quieres tener de cerca a un oso polar, este es el lugar para cumplir esos sueños. Conviértete en un muñeco de nieve y convive con Rodolfo, el reno.

Zona de Halloween. Las pesadillas más surrealistas que nunca imaginaste se vuelven realidad, pues serás presa de la Mona Lisa transformada en una bruja o serás hechizado por el mismísimo Van Gogh.

Zona Selva. Animales de todo tipo cobrarán vida y tú serás parte de esta aventura. Podrás convivir con tiernos pandas, pero también deberás huir de feroces dinosaurios.

Best Trick Eye Zone. El Museo Trick Eye trae las obras más populares de sus otras sedes. Sin embargo, estas han sido mejoradas para su exhibición en México.

La mayor recomendación para visitar el Museo Trick Eye es que vayas con mucha pila en tu dispositivo, porque tomarás montones de fotos y videos en cada obra. Además, tienes que ir con mucha energía y disposición, pues el recorrido podría tomarte hasta dos horas.

Trick Eye México se encuentra en Plaza Antara (Ejército Nacional 843-B, Col. Granada). Abre todos los días de 10:00 a 21:00. Costo: de lun-jue, $199 niños y $249 adultos; vie-dom, $249 niños y $299 adultos. Por apertura contarán con una promoción de $129 niños y $149 adultos hasta el 14 de diciembre.