¿Qué hacer con tu arbolito?

qué hacer con el árbol de navidad

Tras adornar y aromatizar tu navidad, es momento de llevar el pino que te hizo compañía a un lugar en el que puedan darle el mejor uso, como mulch, composta o materia prima de artesanías. Aquí te decimos qué hacer con el árbol de Navidad. 

La época decembrina nos dejó muchas cosas: tópers repletos de recalentado, moños de regalo que podrían reciclarse a lo largo de todo el año, buenos momentos y miles de árboles navideños que poco a poco se han ido secando. Abandonarlos en la calle, con la esperanza de que algún camión se detenga para llevarlo al basurero, es una acción irresponsable, pues los desperdicios que dejamos en la vía pública siempre nos pasan factura en la época de lluvias.

Lo cierto es que muchos de los árboles usados en Navidad terminan en basureros donde no pueden reutilizarse y tampoco pueden degradarse, pues se encuentran sobre cúmulos de basura. Pero después del Día de Reyes, en la ciudad comienzan a implementarse algunos programas para recolectar la mayor cantidad posible de pinos navideños y así poderlos reutilizar para causar un menor impacto en el medio ambiente.

Siempre ha existido un debate respecto a qué tipo de árbol conviene comprar: natural o artificial. A pesar de que los artificiales se pueden usar muchas veces, para su elaboración se utilizan productos que contaminan el ambiente. Por otro lado, la mayoría de los pinos de Navidad que se pueden encontrar durante los últimos meses del año provienen de plantaciones de Xochimilco, Milpa Alta, Magdalena Contreras y el Estado de México, hechas especialmente para la temporada. Estos lugares se encuentran controlados; en la medida que cortan los pinos que ya son aptos para lucir los adornos navideños, también se va reforestando la zona para mantener la producción saludable sin causar un impacto negativo en el planeta y mantener vivos los pulmones de la ciudad y sus alrededores.

Cada lugar donde se cultivan estos pinos contribuye a contrarrestar el efecto invernadero a través de la producción de oxígeno y la eliminación de bióxido de carbono. Lo mejor es que al final de su vida útil, los arbolitos aún pueden ayudar al medio ambiente.

¿Qué hacer con el árbol de Navidad?

Después de adornar y aromatizar tu casa en la época navideña, poco más puede hacer tu arbolito. Lo mejor es llevarlo a que lo reciclen. La reutilización se logra luego de triturarlos para que después puedan ser usados como abono orgánico que más tarde podrá utilizarse en parques, jardines, camellones y áreas de suelo en conservación en varios puntos de la Ciudad de México.

Desde hace varios años, en la ciudad se han implementado programas donde puedes intercambiar tu árbol de Navidad por plantas de ornato. Este 2018, a partir del 8 de enero y hasta finales del mes, en todas las delegaciones de la Ciudad de México y algunas cadenas de supermercados, recibirán los pinos navideños para poder reciclarlos y dar vida a nuevas áreas verdes de la ciudad.

Todos los árboles recolectados sirven para crear mulch, nombre que se le da al manto acolchonado que utilizan en jardinería y que seguro puedes identificar alrededor de árboles y jardineras de la ciudad. Algunas personas también utilizan los restos triturados como material para elaborar algunas artesanías. Pero el principal uso de estos árboles reciclados es la composta, mezcla con la que ayudan a nutrir áreas verdes alrededor de la Ciudad de México.

Llévalo a reciclar

Este tipo de reciclaje no se puede hacer en cualquier lugar. Lo mejor, tanto para el medio ambiente como para nuestra comodidad, es llevarlo a alguno de los centros de recolección de pinos que se instalan durante esta temporada en algunos puntos de la ciudad.

Como en años pasados, cada una de las delegaciones coloca distintos lugares donde reciben los pinos. El único requisito es entregar tu árbol sin ningún tipo de adorno o serie de luces. Los centros reciben poco más de 130 mil árboles año tras año.

Cada delegación chilanga implementa el programa para que dejes tu árbol a cambio de una planta de ornato, un árbol pequeño o composta para tu jardín, para que sigas aportando a limpiar el aire de la ciudad.

Si ya quieres ir a dejar tu árbol, acude a la sede delegacional de Miguel Hidalgo, donde podrás entregarlo desde hoy y hasta el 2 de febrero de 9 a 14 h. Otra opción es la delegación Álvaro Obregón, donde desde el sábado colocaron carpas para recibir árboles. Y te sugerimos estar atento a las redes sociales de tu delegación para saber cuál es punto de recolección más cercano a tu casa, pues cada una de las demarcaciones chilangas instalará alrededor de seis puntos en distintas zonas para hacer más accesible este servicio a los capitalinos.

Numeralia

130 mil árboles al año, en promedio, se recolectan en la CDMX.

800 mil pinos se cortan al año para la venta navideña.

Aquí te dejamos un mapa con varios centros de acopio en la CDMX en los que podrías dejar tu árbol:

TE PUEDE INTERESAR: PATINAR CON LOS DEDOS