Manual del Santa Claus mexicano

Manual

Estas son las instrucciones que deberá seguir Santa si es que quiere visitar México mañana.

 

Mujer
Si Santa fuera mujer en México, no podría andar en moto. No podría, porque seguro un grupo de misóginos mal paridos la madrearían por traicionar el prototipo machista de la mujer mexicana. No podría repartir regalos enfundada en un traje de cuero color rojo, porque “no es normal”, es una provocación y si se viste como quiere y la violan, es porque ella se lo buscó.

 

Gasolina
Si Santa anduviera en un trineo a base de gasolina, se quedaría pobre en la tercera entrega de regalos. Es más, tendría que empeñar millones de pedidos de los niños para pagar los litros incompletos mal servidos en las gasolineras a pesar de que le habían prometido que con la reforma energética la gasolina le saldría más barata. Santa fue engañado.

 

Seguridad
Si Santa fuera mexicano, no andaría en micro repartiendo sus pedidos porque en la México-Pachuca lo asaltarían, en la México-Puebla lo violarían, en la México-Toluca un vengador solitario lo confundiría con asaltante al rematarlo con varios tiros. Santa se asustaría nomás de ver la cantidad de “vengadores anónimos” en la ciudad de México que se alzan en nombre de la justicia que nomás no les llega, en nombre de las policías en las que no confían.

LEE EL MANUAL ANTERIOR DE NACHO LOZANO: MANUAL DEL MACHITO

Chiapas
Si Santa fuera mexicano estaría emputado de ver a dos niños pobres de Chiapas buscando comida entre la basura, tal como un ciudadano chiapaneco lo publicó en redes sociales. Si Santa quisiera, iría a ver a los 500 hijos de su desconsiderada madre que se hacen llamar diputados y que se repartieron 150 mil pesos de bono navideño. Santa estaría encabronado.

 

Corrupción
Si Santa fuera mexicano, algo haría con los gobernadores que nos robaron miles de millones de pesos durante sus administraciones. Seguro los amarraría como puercos y los volvería sus “renos navideños”.

Compartir
Artículo anteriorCazaofertas, a vacacionar sin problemas
Artículo siguienteTerror e hipocresía
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.