Trump se parece a México

Manual

Primer disparo
A México ya se lo cargó el payaso Trump. ¡El nuevo presidente gringo es un misógino! Aunque, eso sí, aquí en México nomás golpeamos a mujeres a puñetazo limpio como aquel taquero de Querétaro; aquí, eso sí, nomás hay tres mujeres en el gabinete presidencial; aquí los feminicidios no le importan a nadie, por eso somos el quinto país del G-20 más violento para ellas, siendo el Edomex la cuna (¿o ataúd?) de los feminicidios nacionales. ¿Somos misóginos? No creo.

 

Segundo disparo
¡Gana Trump y pierde México! Porque allá gobernará un racista que quiere encarcelar y deportar a 3 millones de ilegales. Aquí en México por lo menos les damos a los migrantes transporte público (en la Bestia), empleo (los cárteles prostituyen a las mujeres) y una muerte digna (en fosas comunes como la de San Fernando). ¿Será Mexiquito un infierno impune para los migrantes? No creo.

LEE LA COLUMNA ANTERIOR DE NACHO LOZANO: EL DÍA DESPUÉS DE TRUMP

Tercer disparo
¡Trump es una amenaza para nuestra soberanía! ¿Cómo es que ganó un tipo corrupto que durante años evadió impuestos? ¡Qué horror! ¡Qué escándalo! ¡Qué parecido es a Duarte, Borge, el otro Duarte, Padrés, Granier…!

 

Cuarto disparo
¡Trump es una amenaza para el mundo, puede resultar un exterminador! Casi tan amenazante como nuestra política de drogas en México que con su guerrita contra las drogas ha dejado un estela de decenas de miles de mexicanas y mexicanos muertos, y millones de millones de dólares en ganancias a los cárteles. Qué curioso.

 

Último disparo
No sé qué me asusta más: Trump o cómo nos parecemos a él.

Compartir
Artículo anteriorTe robo tu nombre
Artículo siguienteTejones, changarros, delincuencia
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.