Paul McCartney: siempre echándole ganitas

No deja de sorprenderme que a pesar de su fama y su fortuna, el legendario Paul McCartney sigue esforzándose tanto en nueva música de calidad como en lograr que llegue a todo mundo

A estas alturas de su vida, Paul McCartney, que tiene 76 años, no necesita nada. O por lo menos no necesita ni reconocimiento ni dinero. Pero el tipo sigue haciendo música, sigue promoviéndola, sigue girando alrededor del mundo casi de manera permanente. ¿Por qué no se ha retirado?

*

Su álbum Egypt Station, además de ser nuevo, tiene mucha calidad. Se nota que se hizo con ambición artística y ambición comercial. No es el tipo de música que una leyenda de su calibre hace solo para autocomplacerse. No, es evidente que quiere competir. ¿Contra quién? No lo sé. Pero está claro que hará todo lo posible para que su nueva música llegue a la mayor cantidad de personas posible. Por eso se lleva de paseo al conductor de la televisión estadounidense James Corden a sus lugares emblemáticos de la ciudad de Liverpool, hace conciertos exclusivos para Spotify y brinda entrevistas a varios medios, como si fuera un artista de medio pelo tratando de consolidarse. Es un hombre que no quiere vivir únicamente de su pasado, que no quiere perder vigencia o dejar de ser relevante, aunque, claro, tienen un legado que, estoy seguro, nunca dejará de serlo.

*

Egypt Station no palidece junto a sus mejores discos en solitario o en compañía de los Wings. Es, todos lo sabemos, un compositor que domina su oficio como pocos. Al que difícilmente le salen canciones malas. Ha hecho, a lo largo de su vida, algunas que pueden ser señaladas por tibias, por cursis, por fáciles. Pero ese tipo de canciones están ausentes en este álbum. Quizá la menos afortunada es la que curiosamente han elegido como sencillo, “Fuh You”, que parece un desecho de Coldplay. Le podemos echar la culpa a su colaborador en este tema, Ryan Tedder, el cabecilla de OneRepublic. Una canción que habla de sexo no sirve si suena a himno de Hallmark. El resto de las canciones son producciones de Greg Kurstin, tipo solvente que ha trabajado con medio mundo, desde Lana Del Rey, Adele o Lykke Li hasta los Foo Fighters, Kendrick Lamar y Liam Gallagher, entre muchos otros.

Egypt Station no palidece junto a sus mejores discos en solitario o en compañía de los Wings”

¿Será el último disco de estudio de McCartney? No lo sé. Entre este y el anterior hay cinco años de diferencia. Quizá se apure y entregue más música antes de llegar a los 80 años. Sin embargo, creo que de ser esta su despedida lo está haciendo con mucha dignidad. Insisto, hay canciones nuevas que fácilmente entran en una colección con lo mejor de su obra tanto por su buena factura como por lo cercanas que son en lo musical a algunas de sus piezas más emblemáticas. Es decir, Egypt Station no está fuera de lugar dentro del canon de Macca. No hay sorpresas ni sobresaltos. Me encantaría que hubiera. Pero a estas alturas, creo que ya sería mucho pedir.

Compartir
Artículo anteriorEl movimiento que nos unió
Rulo ha trabajado como locutor y programador en estaciones de radio como Radioactivo y Reactor. Ha sido director editorial del periódico Frente. Actualmente conduce el podcast llamado "La edad media" en la plataforma Convoy.