A un mes del 19S: Más de 190 mil viviendas dañadas en 10 entidades

viviendas dañadas
Edificios con valor artístico e histórico fueron afectados por los sismos. Foto: Cuartoscuro.

Los sismos del 7 y del 19 de septiembre dejaron un saldo en la Ciudad de México de al menos 5,765 viviendas dañadas: 3,492 tienen un daño parcial y 2,273 un daño total, de acuerdo con las cifras finales de la Presidencia de la República.

En el Estado de México la situación es similar: hay 6,059 viviendas dañadas por los dos sismos. De ellas, 3,376 tienen daño parcial, 2,468 daño total y hay un total de 215 reubicaciones.

Hubo un total de 180 mil 731 viviendas dañadas registradas en al menos ocho estados: Morelos, Puebla, Tlaxcala, Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

La Presidencia agregó que la reconstrucción total tendrá un costo de al menos 48 mil millones de pesos.

Respecto a las escuelas afectadas, el censo del gobierno federal también señala que la Ciudad de México tuvo serios problemas: hay 1,208 escuelas afectadas; 822 con daño menor, 378 con daño parcial y ocho con daño total.

La cosa está peor en el Edomex: 3,645 escuelas con daños, de las cuales 1,171 tienen daño menor, 2,396 daño parcial y 78 con daño total.

Incluso los monumentos arqueológicos o edificios con valor artístico e histórico fueron afectados por los dos sismos. En el país hubo en total 1821 edificaciones afectadas en 11 estados de la República. Aunque el número es menor que en estados como Oaxaca, en la CDMX también habrá que ponerse a trabajar para restaurar 92 de estos inmuebles, mientras que el Estado de México tiene 289 sitios por recomponer.

El problema de la falta de agua en la Ciudad también está en la mira del gobierno federal, pues no se ha logrado reestablecer por completo el abasto.  Hay cinco delegaciones afectadas –en diversa intensidad– debido a que por los sismos hubo tres acueductos del SACMEX con fracturas, así como 2300 fugas en las redes de distribución.

La Presidencia logró estas cifras al realizar censos en las zonas afectadas y, a partir de ellos, decidió realizar acciones.

Entre ellas la creación de un Fondo para la reconstrucción de viviendas, que es un  vehículo de nueva creación destinado para respaldar el otorgamiento de créditos hipotecarios en la ciudad de México.

También se entregarán créditos hipotecarios directo a las personas, que serán sin enganche y con condiciones preferenciales. Para la reparación estructural (reestructurar edificios) se entregarán créditos de largo plazo. También habrá apoyos para la reconstrucción y se entregarán créditos.

Compartir
Artículo anteriorDemoler para reconstruir